Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Pentágono inicia su primera gira por Sudamérica

La Casa Blanca busca contrarrestar la creciente influencia de China en la región

Jim Mattis el pasado 7 de agosto en el Pentágono.
Jim Mattis el pasado 7 de agosto en el Pentágono. AP

Con la mirada puesta en China, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, inició este domingo su primera gira por Sudamérica. En sus paradas en Brasil, Argentina, Chile y Colombia, el objetivo del jefe del Pentágono será reforzar las relaciones militares con Washington y frenar la creciente influencia de Pekín en la región. “Estas relaciones son críticas para un hemisferio occidental [el continente americano] colaborativo, próspero y seguro”, señaló el Departamento de Defensa.

La Casa Blanca declaró el 2018 como el “año de las Américas” y, según el Pentágono, la gira del general retirado de los Marines refleja los “fuertes lazos de defensa” con los cuatro países que visitará. Unos lazos que, sin embargo, parecen no interesar al presidente Donald Trump, que no ha viajado a la región. Iba a hacerlo el pasado abril pero canceló su participación en la cumbre de las Américas en Perú para preparar la operación militar contra el régimen sirio por el uso de armas químicas.

La Casa Blanca mantiene una buena relación con sus principales aliados latinoamericanos, gracias en parte a su posición contundente ante la crisis venezolana, pero también ha propiciado tensiones en la región por su política antinmigración y por su deriva proteccionista.

La gira de Mattis, que el pasado septiembre estuvo en México, empieza en Brasil, donde mantendrá reuniones con altos mandos militares y pronunciará un discurso. De ahí viajará a Argentina y Chile para recalar finalmente en Colombia donde se reunirá con miembros del nuevo Gobierno de Iván Duque.

La crisis de Venezuela planeará sobre la gira, especialmente en Colombia pero también en Brasil, que ha reforzado notablemente en los últimos años su cooperación militar con EE UU. De hecho, soldados norteamericanos participaron el pasado noviembre en entrenamientos conjuntos con sus homólogos brasileños como preparación ante posibles crisis humanitarias.

Como parte de su estrategia expansionista, China ha reforzado en los últimos años sus lazos con algunos de los países que visitará Mattis, como Argentina, donde Pekín ha construido una estación espacial. “Nos preocupa que China tiene una forma de hacer negocios que no necesariamente responde de la mejor manera posible a los intereses de nuestros socios en el hemisferio”, explicó a un grupo de periodistas el subsecretario adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental, Sergio de la Peña, informa la agencia Efe.

Como también ha hecho en África, Pekín ha disparado en la última década sus inversiones en América Latina y también la concesión de créditos, lo que le permite ganar peso diplomático. “Son generosos con su préstamos, pero si no puedes pagar conseguirán a cambio algún tipo de compensación”, avisó De la Peña.

Más información