Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los británicos se oponen al Brexit de May y abrazan opciones radicales

Un sondeo vuelve a poner en evidencia la vulnerabilidad de la primera ministra y el tormentoso momento político que atraviesa el país

El secretario para el Brexit, Dominic Raab, en la BBC.

Theresa May ha sobrevivido, de momento, a la crisis política desatada tras la publicación de su plan para una ruptura suave con la UE, que le costó la dimisión de dos ministros y varios cargos intermedios, así como el airado rechazo del sector duro del Brexit. Pero eso no quiere decir que su horizonte esté despejado, como revela un sondeo publicado este domingo, que vuelve a poner en evidencia la vulnerabilidad de la primera ministra y el tormentoso momento político que atraviesa el país. La gran mayoría de los británicos se opone a los planes de la primera ministra para un Brexit suave, según el sondeo de YouGov para The Sunday Times, y un tercio de los votantes apoyaría a un eventual nuevo partido de derechas comprometido con romper con la UE. 

El sondeo revela también que los votantes preferirían a Boris Johnson, exministro de Exteriores que dimitió hace dos semanas en protesta por los planes de May, portaestandarte del Brexit duro y eterno aspirante al liderazgo del partido, para negociar con Bruselas y dirigir el Partido Conservador hasta las próximas elecciones. Solo el 16% aprueban la manera en que May está gestionando el Brexit, y el 34% cree que Johnson haría mejor el trabajo. 

El plan de May, que incluye un área de libre comercio de bienes con la UE, apenas recibe el apoyo de uno de cada nueve votantes, y la mayoría considera que no es fiel al resultado del referéndum de 2016, en el que el país votó por abandonar la UE. El Partido Conservador, liderado por May, se sitúa en un 38% de intención de voto, un punto por debajo del Partido Laborista. Ambas formaciones estarían empatadas, según el sondeo, si Boris Johnson liderara a los tories, mientras que cualquiera de sus supuestos rivales por el liderazgo cosecharía peores resultados. 

El sondeo, realizado por una de las principales compañías demoscópicas del país, dibuja una insólita polarización de los votantes, que tienden más hacia los extremos del espectro político y se sienten alienados respecto a los dos principales partidos tradicionales. El 38% votaría por un partido de derechas comprometido con el Brexit, y uno de cada cuatro votantes asegura que apoyaría a un partido explícitamente de extrema derecha, antiinmigración y antimusulmán, según la encuesta realizada entre 1.668 adultos los días 19 y 20 de julio. Al mismo tiempo, la mitad de los encuestados apoyaría permanecer en la UE de celebrarse un nuevo referéndum, y un tercio votaría por un nuevo partido centrista opuesto al Brexit. En la actualidad, ninguno de los dos principales partidos, ni el tory y ni el laborista, contempla la posibilidad de volver a someter el Brexit a referéndum.

El sondeo se publica justo cuando, según The Sunday Times, hay movimientos en uno y otro bando para crear nuevas formaciones políticas que conecten con los nuevos tiempos. Donantes del Partido Conservador y aliados de Nigel Farage, exlíder del antieuropeo UKIP, se encuentran recaudando fondos para un nuevo partido que luche por un Brexit radical, según el dominical. El mismo periódico asegura que una persona muy cercana a Steve Bannon, exjefe de estrategia de Trump y hombre clave en la nueva extrema derecha estadounidense, le dijo que este planea crear un movimiento popular de derechas que replique, desde el otro lado del espectro político, a Momentum, el movimiento ciudadano que arropa al líder laborista, Jeremy Corbyn. 

Más información