Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel inicia una ofensiva a gran escala en la franja de Gaza

Cuatro palestinos mueren y tres soldados israelíes han resultado heridos en las protestas de este viernes

Una explosión en Gaza durante un bombardeo israelí este viernes.
Una explosión en Gaza durante un bombardeo israelí este viernes. AFP

Las Fuerzas Armadas israelíes han lanzado este viernes una operación militar a gran escala contra Hamás en la franja de Gaza. La acción, que golpeó a al menos ocho posiciones del brazo armado del grupo islamista, se inició después de una nueva protesta de los habitantes de la Franja junto a la frontera con Israel. En ella, tres soldados israelíes resultaron heridos, uno de gravedad. Cuatro palestinos murieron por fuego israelí, tres de ellos miembros de Hamás.

Según fuentes militares israelíes, tres de los palestinos muertos militaban en las filas de Hamás. Dos de ellos murieron tras ser alcanzados por fuego del Ejército israelí en el sur de la Franja, cerca de Jan Yunis, y el tercero en la ciudad de Rafah, en la frontera con Egipto. Los enfrentamientos se enmarcan dentro de la llamada Gran Marcha de Retorno, las ya habituales manifestaciones que desde el pasado 30 de marzo se repiten todos los viernes para protestar contra el bloqueo israelí del territorio mediterráneo palestino y las penosas condiciones de vida de los habitantes de la Franja.

Horas antes de que los militares israelíes iniciasen la operación, el ministro de Defensa del Ejecutivo de Netanyahu, Avigdor Lieberman, había advertido al Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás), de que Israel está preparado para cualquier escenario y de que los islamistas están arrastrando a Gaza a una “enorme y dolorosa” guerra. “Los jefes de Hamás nos están llevando a una situación en la que no tenemos elección (...) Estamos preparados para llevar a cabo una operación mucho más grande y dolorosa que la Operación Margen Protector”, ha dicho Lieberman desde la localidad israelí de Sderot, fronteriza con Gaza, refiriéndose a la contienda de 2014.

Servicios sanitarios trasladan a un manifestante palestino a un hospital en Gaza este viernes.
Servicios sanitarios trasladan a un manifestante palestino a un hospital en Gaza este viernes. AFP

La noche del viernes han vuelto a sonar las alarmas en las localidades israelíes cercanas a Gaza hacia donde, desde el territorio palestino, lanzaron varios cohetes que fueron interceptados por el sistema de defensa hebreo, el Iron Dome. El Gobierno de Israel ha pedido a la población que se mantenga alerta y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha convocado una reunión de emergencia de su gabinete de seguridad y junto a Lieberman se ha desplazado a la sede del Ministerio de Defensa en Tel Aviv para seguir los acontecimientos.

Según el Ejército, este viernes se han bombardeado en el norte y en el sur de Gaza varias bases y centros de operaciones de Hamás, así como túneles y depósitos de armas utilizados por los islamistas. La zona más castigada fue el este de Jan Yunis, donde cayeron al menos una docena de proyectiles. El portavoz del Ejército, Ronen Manelis, ha acusado a Hamás de llevar a cabo “acciones terroristas” durante los últimos tres meses utilizando las protestas de la Gran Marcha de Retorno como cobertura para sus actividades. Preguntado por medios hebreos sobre cuál será el futuro escenario de esta nueva escalada simplemente contestó “en las próximas horas veremos”.

Según fuentes médicas palestinas, desde que comenzasen las protestas el pasado 30 de marzo en la frontera con Israel han muerto casi 150 palestinos y cerca de 17.000 han resultado heridos, la mitad de ellos de bala.

Más información