La justicia británica ve discriminatorio que los heterosexuales no puedan ser pareja de hecho

La más alta instancia judicial permite a un hombre y una mujer, que consideran el matrimonio una institución sexista, acogerse a una figura que la ley reserva a personas del mismo sexo

Rebecca Steinfeld y Charles Keidan ante la Corte Suprema, en Londres, en febrero.
Rebecca Steinfeld y Charles Keidan ante la Corte Suprema, en Londres, en febrero.NIKLAS HALLE'N (AFP)

Una pareja heterosexual ha ganado su batalla judicial para constituirse en pareja de hecho en vez de matrimonio, derecho que la legislación británica reconoce solo a las parejas de personas del mismo sexo. El Tribunal Supremo ha fallado por unanimidad que la ley de parejas de hecho de 2004, al discriminar a las parejas heterosexuales, es incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos. El fallo de la más alta instancia judicial redobla la presión al Gobierno británico para promover un cambio en la legislación.

Más información
Las bodas gays arrancan en Reino Unido con el enlace de dos lesbianas
El Parlamento británico da luz verde al matrimonio homosexual

Rebecca Steinfeld y Charles Keidan, vecinos de Londres, de 37 y 41 años, consideran que la institución del matrimonio es sexista y patriarcal, y llevan años litigando para conseguir que la figura de pareja de hecho se amplíe para incluir también a parejas de personas de diferente sexo. En la actualidad, estas solo pueden unirse en matrimonio, mientras que las parejas de personas del mismo sexo, desde marzo de 2014, pueden optar por el matrimonio o la pareja de hecho. La figura de pareja de hecho otorga a las partes los mismos derechos, en cuanto a herencia, fiscalidad y pensiones, que a los cónyuges en un matrimonio.

Steinfeld y Keidan, padres de dos hijos, se conocieron en 2010 y se comprometieron en 2013, pero descartaron unirse en matrimonio por el “legado” de la institución. “Queremos criar a nuestros hijos como progenitores iguales y sentimos que la pareja de hecho, una institución moderna y simétrica, constituye un buen ejemplo para ellos”, explicaron.

El fallo del Supremo anula uno previo de la Corte de Apelación, que rechazó la pretensión de la pareja en febrero del año pasado. “Los intereses para la sociedad de negar a aquellas parejas de personas de diferente sexo que tienen una objeción genuina a contraer matrimonio la oportunidad de constituir una pareja civil no están especificados ni son fáciles de concebir”, explican los magistrados de la más alta instancia judicial.

La figura de la pareja de hecho, que daba a las parejas homosexuales similares derechos a los de las parejas de heterosexuales casadas, se introdujo en Reino Unido en 2004. Diez años después se convirtió en legal el matrimonio entre personas del mismo sexo (en Inglaterra, Gales y Escocia, no en Irlanda del Norte). Desde entonces, las parejas de personas del mismo sexo pueden elegir entre la figura de pareja de hecho y la del matrimonio, mientras que las parejas heterosexuales solo tienen la opción del matrimonio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS