Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Una sátira holandesa de la canción ganadora de Eurovisión provoca la queja de la embajada de Israel

Sanne Wallis de Vries, presentadora y actriz, ha cambiado la letra original para criticar la política del Gobierno de Netanyahu con los palestinos en Gaza

La cantante Martine Sandefort interpreta una versión paródica de la canción Toy en un programa de televisión holandés el pasado 19 de mayo.

Una parodia de la canción ganadora del festival de Eurovisión, Toy, ha provocado en Holanda la queja formal de la embajada de Israel en el país. La actriz y presentadora Sanne Wallis de Vries, ha cambiado la letra original, cantada por Netta Barzilai el pasado 13 de mayo en Portugal, y ha sido acusada de antisemitismo y de perpetuar estereotipos. Entre ellos, la relación de los judíos con el dinero. Vestida de rojo con un corpiño negro, Netta decía cosas así: "Mírame, soy preciosa, no me interesan tus prédicas modernas (...) Eres tan idiota como tu smartphone (...) Wonder Woman, nunca olvides que eres divina y él lo lamentará (...) No soy tu juguete, estúpido".

La actriz holandesa, por el contrario, ha aprovechado la primera entrega de su nuevo programa televisivo, para presentar Toy con otros versos. Interpretados por la cantante Martine Sandefort, el pasado sábado se oyó lo siguiente en el plató: "Mírame, soy un país encantador, los líderes mundiales me adoran y apago cada fuego con un beso (...) Damos una fiesta en la mezquita Al Aqsa ¿vienes? Aunque está vacía, claro (...) ¿Tu tierra está rodeada de lanzapiedras? Levanta muros que hasta Trump admirará con fruición (...) Mira qué bien lanzo bombas". Al final, añade: "Si a tu fiesta acuden radicales, abre embajadas para embolsar dinero (...) Siempre, sí, siempre, gana Israel (...) Llevamos setenta años con esta fiesta". La coreografía iba acompañada de imágenes de los últimos choques registrados en Gaza.

Ante la protesta oficial israelí, BNNVARA, la cadena televisiva holandesa, ha asegurado que no pretendían ser antisemitas. "Los responsables del programa han parodiado la canción Toy para dar su visión de la actualidad. En este caso, de la política de Israel en Cisjordania y Gaza. No es una caricatura de la comunidad judía, sino del Gobierno israelí", han dicho sus portavoces. En cuanto a los versos sobre el dinero, "no tienen nada que ver con ideas nazis: solo reflejan la estrecha relación actual entre la Israel de Netanyahu y el presidente Trump, en asuntos políticos y económicos".

El Centro holandés para la Información y Documentación de Israel, que trata de reforzar sus lazos con Holanda, ha optado por comentar la nueva letra en su cuenta de Twitter. Sobre el muro, por ejemplo, dice que "es una barrera, de muro tiene un 20%, y ha reducido los atentados suicidas en Israel en un 80%". Sobre la burla de las bondades de Israel como país, le pregunta a Wallis de Vries si sabe que "en Tel Aviv se celebra todos los años el mayor y único encuentro del orgullo gay de Oriente Medio". Y sobre las bombas, que "no son bonitas, desde luego, pero necesarias; desgraciadamente". La presentadora no ha querido pronunciarse, de momento.

Síguenos en Twitter y en Flipboard