Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

La isla brasileña en la que nace un bebé después de 12 años

Por primera vez en más de una década dio a luz una mujer en la isla de Fernando de Noronha, en un archipélago brasileño en el océano Atlántico. El motivo es controvertido

Archipiélago volcánico Fernando de Noronha.
Archipiélago volcánico Fernando de Noronha. Sygma via Getty Images

El nacimiento de una niña en una remota isla de Fernando de Noronha en Brasil ha causado atención internacional, ya que habitualmente las mujeres de este archipiélago son trasladadas a tierra firme para dar a luz. La llegada del bebé el pasado sábado ha sido una sorpresa también para sus padres. Según recoge la prensa local, la familia desconocía que la mujer estaba embarazada.

Desde que hace más de una década cerraron la maternidad de Fernando de Noronha, no se permiten los partos en la isla, puesto que no cuenta con las instalaciones necesarias en caso de que el bebé o la madre requieran una atención especial. Aunque no existe ninguna ley que prohíba dar a luz en el archipiélago, a partir de la semana 34 la Coordinación de Salud visita a las mujeres para asegurarse que vayan a tierra firme. 

Con una población de poco más de 3.000 habitantes, Fernando de Noronha es un pequeño archipiélago en el océano Atlántico conocido por su reserva natural, que ha sido nombrado patrimonio de la humanidadEl administrador de la isla explicó en un comunicado difundido por el diario O Globo que la madre, que ha pedido mantenerse en el anonimato, se puso de parto en su casa y "la familia dice que no estaba al tanto del embarazo". Las autoridades sanitarias recomiendan que a partir del séptimo mes se trasladen a la ciudad costeña de Recife, capital del Estado de Pernambuco, a unos 545 kilómetros de su territorio. 

Según la BBC, hace más de una década se decidió cerrar el área de maternidad del Hospital de San Lucas por su alto costo. Teniendo en cuenta que se dan una media de 40 nacimientos anuales, argumentaron que no compensaba el mantenimiento de las instalaciones y el traslado de médicos y anestesistas para atender unos tres nacimientos al mes. La medida fue polémica para los residentes de la zona que consideran que viola el "derecho a nacer" en su propia isla.

La madre que dio a luz el sábado tiene otro hijo que nació en tierra firme, pero dijo a O Globo que esta vez no "sintió nada" durante el embarazo. "La noche del viernes tuve dolores y cuando fui al baño vi algo saliendo entre mis piernas. Ahí fue cuando el padre del bebé vino y lo recogió. Era un bebé, una niña", dijo en declaraciones recogidas por AFP.

Síguenos en Twitter y en Flipboard