_
_
_
_
_

Dimite el gobernador de la región rusa donde murieron 64 personas en un incendio

El jefe regional en funciones asegura que hará lo que esté en su mano por que los responsables de la tragedia sean castigados

Amán Tuléyev, en una imagen del pasado 7 de marzo.
Amán Tuléyev, en una imagen del pasado 7 de marzo.Maxim Lisov (Reuters)

Amán Tuléyev, gobernador de la región siberiana de Kémerovo, donde el 24 de marzo pasado murieron 64 personas, en su mayoría niños, en un incendio de un centro comercial, ha presentado este domingo su dimisión al presidente de Rusia, Vladímir Putin. "Considero que es la única decisión correcta, porque con esta pesada carga no se puede continuar moralmente en el cargo de gobernador", ha declarado Tuléyev, de 73 años, quien ostentaba el cargo desde 1997.

Más información
Miles de personas salen a la calle en Siberia para exigir dimisiones por el incendio del centro comercial
https://elpais.com/elpais/2018/03/26/album/1522060611_484146.html

La renuncia de Tuléyev fue aceptada sin dilación por el jefe del Kremlin, quien ha designado como gobernador en funciones a Serguéi Tsiviliov, hasta este domingo número dos de la región, quien ha prometido que hará todo lo posible por que los responsables del incendio reciban un castigo. "Me hago cargo de la región en un momento muy difícil, cuando han muerto decenas de personas, nuestros niños. Quiero decirles (...) que haré todo por que los culpables de esta terrible tragedia sean castigados con todo el rigor de la ley", ha afirmado. "No se protegerá a nadie", ha añadido en su primera declaración como jefe regional, en alusión a que todos aquellos con algún grado de responsabilidad en el siniestro teendrán que responder ante la justicia. 

Tuléyev fue duramente criticado por su actuación y declaraciones tras en incendio del centro comercial Zímniaya Vishnia (Cereza Invernal). El ya exgobernador siberiano ha pedido perdón a Putin por el siniestro y ha acusado a la oposición de estar detrás de la multitudinaria concentración que tuvo lugar en Kémerovo, la cabecera regional, para exigir su dimisión al día siguiente de la tragedia.

El Comité de Instrucción de Rusia, que lleva la investigación del siniestro, estableció que el centro comercial fue construido ilegalmente, sin los preceptivos permisos de obra. El edificio siniestrado fue construido en 1968 como una fábrica de dulces y chocolates, y en 2013 rehabilitado como centro comercial. La investigación ha concluido además que el sistema de alarma antiincendio llevaba varios días desconectado y que las puertas de los dos cines situados en su cuarta planta se hallaban bloqueadas en el momento del siniestro.

El pasado día 30 fueron detenidas la jefa del departamento regional de Supervisión de Obras, Tanzilia Tomkova, y la directora general de la compañía propietaria del inmueble, Yulia Bogdánova, con lo que se elevó a siete el número de arrestados por su presunta responsabilidad en el incendio, incluida la directora general de la sociedad fiduciaria que administraba el centro comercial, Nadezhda Suddenok.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_