64 muertos tras incendiarse un cine en un centro comercial de Siberia

El fuego se inició en una sala de cine en la ciudad de Kémerovo. Las alarmas no funcionaron

Varias mujeres junto a las flores en recuerdo a las víctimas del incendio.Vídeo: HO

Al menos 64 personas han muerto y otras 51 han resultado heridas tras un fuerte incendio el domingo un centro comercial en la ciudad de Kémerovo, en la región rusa de Siberia, según ha informado el ministro para Situaciones de Emergencia de Rusia, Vladímir Puchkov. Además, hay diez personas desaparecidas. Las autoridades han declarado tres días de duelo en la provincia homónima a partir del martes.

Más información
Incendio en un centro comercial en Rusia, en imágenes
Las llamas convierten un museo de cera en un ‘castillo del terror’
Al menos 37 fallecidos en un incendio en un hospital de Corea del Sur
Arde el monasterio que inspiró ‘El nombre de la rosa’ de Umberto Eco

El incendio que estalló el domingo en el centro comercial Zímnaya Vyshnia (Cereza de Invierno) se originó aparentemente en una de las salas de cine en la última (cuarta) planta, propagándose rápidamente a las otras plantas del edificio. La alarma antiincendio no se activó ya que al parecer un trabajador —que ya ha sido detenido— la habría desconectado, por lo que las numerosas personas que habían ido al centro comercial no se dieron cuenta de que el edificio había empezado a arder. Solo cuando el humo comenzó a llenar el recinto trataron de huir. Las salidas de emergencia estaban cerradas y bloqueadas, como ya ha ocurrido más de una vez en otros siniestros de este tipo en Rusia. Además, el plástico que había en las paredes contribuyó a que el fuego se propagara rápidamente. Dos de las salas de cine se derrumbaron a causa del incendio.

Algunas personas se vieron acorraladas por las llamas y, como muestran vídeos grabados por testigos, no vieron otra salida que saltar por las ventanas. Otros lograron encaramarse al techo, desde donde fueron evacuados por los bomberos con la ayuda de escaleras. El zoo que había en la tercera planta con artillas, conejos, erizos, hámsters, mapaches, puercos y zorros fue consumido por las llamas y lo más probable es que, como declaró una empleada, ninguno de los cerca de 200 animales se haya salvado. "No había posibilidad de abrir las jaulas", dijo.

Los bomberos estuvieron luchando largamente contra el fuego. Solo después de seis horas lograron controlar el incendio que afectó a unos 1.500 metros cuadrados, pero en la mañana del lunes el fuego se reavivó, por lo que los bomberos tuvieron que reanudar su lucha en una situación mucho más difícil y arriesgada, ya que las estructuras del inmueble sufrieron serios daños.

El Comité de Investigaciones de Rusia abrió una causa penal en relación al siniestro y su portavoz, Svetlana Petrenko, anunció que cuatro personas ya habían sido detenidas. Entre ellas, el arrendatario del local donde se originó el fuego, la directora general de la sociedad fiduciaria administradora del centro comercial y el trabajador responsable de la seguridad contraincendios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los equipos de salvamento y rescate del Ministerio de Situaciones de Emergencia continuaban buscando entre los escombros a posibles sobrevivientes y cadáveres, ya que quedaban más de diez desaparecidos. El responsable de ese ministerio, Vladímir Puchkov, informó que, además, una docena de heridos permanecían hospitalizados, algunos en estado crítico. Unas 700 personas, entre bomberos y socorristas, han sido movilizados para la búsqueda de los desaparecidos.

El primer ministro, Dmitri Medvédev anunció que se daría una compensación de un millón de rublos (unos 14.000 euros) a cada una de las familias de las víctimas; la administración de la pronvicia de Kémerovo dará, por su parte, una cantidad similar.

Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin, desmintió categóricamente que se hubiera prohibido a los medios oficiales informar de la tragedia para no dar noticias negativas de Rusia. "Eso es una soberana tontería", manifestó Peskov, agregando que lo que sucedió es que en un comienzo nadie fue consciente de la envergadura de la tragedia por lo que en los primeros minutos no se trató el tema con la amplitud requerida, pero que pasadas unas horas se realizó una cobertura adecuada.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS