Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huella mexicana de Cambridge Analytica

Un directivo de la empresa que accedió de forma irregular a los datos personales de millones de usuarios de Facebook es grabado diciendo que la firma operó en México

Alexander Nix, el CEO de Cambridge Analytica suspendido este martes. En vídeo, declaraciones de Nix.

“Lo hicimos en México”. Con estas palabras uno de los principales directivos de la consultora electoral Cambridge Analytica arrojó luz sobre la presencia en el país latinoamericano de la empresa que se encuentra en el centro de una trama de manipulación de datos para impulsar la candidatura de Donald Trump en las elecciones de 2016 que acabaron llevándole a la Casa Blanca. Aunque este ejecutivo, grabado en secreto como parte de una investigación de la cadena británica Channel 4, solo mencione a México una vez, la nebulosa en torno a la estrategia de la compañía que se ha dado a conocer en los últimos días levanta preguntas sobre sus operaciones en la segunda mayor potencia de América Latina, que se prepara para celebrar sus propios comicios presidenciales en julio. Hasta el momento son muchas más las preguntas que las respuestas.

Hay registros sobre la presencia de Cambridge Analytica en México que datan desde el año pasado, cuando la agencia de noticias Bloomberg reveló que representantes de la empresa estaban en el país ofreciendo sus servicios con vistas a las elecciones mexicanas de julio de este año. Una de las ejecutivas de la compañía argumentaba en aquél entonces que en México la ciudadanía estaba “indecisa y desmotivada” y que, en ese caldo de cultivo, había una “gran oportunidad” para “convencer la gente de votar”.

Bloomberg informó también de que una otra representante de la compañía había iniciado un año antes un proceso de reclutamiento de analistas de datos en México, presentándose en las redes sociales como miembro de una firma que sería “el cerebro detrás de las elecciones mexicanas”. En aquél entonces, siempre según la agencia estadounidense, se reportó que los directivos de la agencia en México estaban en contacto con políticos y personas próximas al PAN.

En México, la actuación de Cambridge Analytica está marcada por la discreción y el sigilo, características de las cuales sus principales ejecutivos se jactaban en el vídeo de Channel 4. En su sitio web, por ejemplo, se mencionan oficinas en Nueva York, Washington, Londres, Brasil y Malasia, pero ninguna en México. Queda por saber si la compañía utilizó también en el país latinoamericano los métodos que ocasionaron uno de los mayores escándalos globales de uso ilegal de datos.

Cambridge Analytica alardeaba de haber sido el “gurú” de los datos durante la campaña de Trump. Sin embargo, una investigación periodística de The New York Times y The Observer ha revelado esta semana que esta empresa, fundada en EE UU y con una empresa matriz británica, tuvo acceso de forma ilegal a la información privada de algo más de medio centenar de millones usuarios de Facebook en la primera potencia mundial.

De acuerdo con la investigación, Cambridge Analytica accedió de manera irregular a millones de datos privados de pretendido uso académico, sin cualquier permiso para que la base de información fuese utilizada para fines electorales. La noticia ocasionó un batacazo en Wall Street de Facebook, que solo en dos días vio su valor reducirse en un 12%. La red social comandada por Marck Zuckerberg anunció que había suspendido la cuenta de Cambridge Analytica, pero la revelación destapó una ola de indignación y pedidos de investigación a ambas orillas del Atlántico. Lejos de detenerse, el escándalo no ha dejado de crecer. En el mismo programa de Channel 4, el primer ejecutivo de la polémica consultora, Alexander Nix, es grabado detallando los métodos empleados por su personal, con menciones explícitas a prácticas de corrupción y al empleo de prostitutas para chantajear a políticos de distintos países. La revelación ocasionó su cese de la empresa.

Cambridge Analytica fue creada con la financiación del multimillonario estadounidense Robert Mercer, considerado uno de los principales apoyadores económicos de la campaña de Trump. Alexander Nix a su vez llegó a Mercer a través de Stephen Bannon, quien fue estratega jefe del presidente estadounidense durante ocho meses

Más información