Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador y Anaya aseguran la continuidad del equipo negociador en el TLC si llegan a la presidencia

La presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, alaba al grupo liderado por Kenneth Smith: "Es gente muy valiosa"

Kenneth Smith y el negociador adjunto, Salvador Behar, en agosto pasado.
Kenneth Smith y el negociador adjunto, Salvador Behar, en agosto pasado.

México mantendrá a su equipo en negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) gane quien gane las próximas elecciones presidenciales. La presidenta y secretaria general de Morena (izquierda), el partido del máximo favorito para hacerse con la presidencia del país norteamericano según los sondeos publicados hasta la fecha, Andrés Manuel López Obrador, ha manifestado este jueves su apoyo al "valiosísimo" grupo de negociadores liderado por Kenneth Smith. En la misma línea, la semana pasada el candidato que marcha segundo en las encuestas, Ricardo Anaya (Por México al Frente, una coalición que agrupa a partidos de centroizquierda y centro derecha), garantizó en el encuentro anual de la banca mexicana la "continuidad de quienes están hoy al frente de estas negociaciones". En caso de victoria de José Antonio Meade, el candidato del PRI -el partido hoy que hoy ostenta el Gobierno-, la permanencia del equipo negociador se da por descontada.

La líder de Morena, Yeidckol Polevnsky, ha ido un paso más allá en una entrevista con la agencia Reuters: "El equipo negociador que tiene México [en las conversaciones para la actualización del TLC] es un equipo profesional, un equipo técnico valiosísimo. Los equipos técnicos no se forman de la noche a la mañana y por supuesto que nosotros creemos que es importante mantenerlo". Polevnsky, muy cercana a López Obrador, abre así la puerta a la permanencia del citado Smith y de Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior, en caso de que el tabasqueño se imponga en los comicios de julio. "Kenneth [Smith] por supuesto. Es una gente valiosísima", ha dicho. "También [Juan Carlos] Baker. Yo creo que hay muchísima gente muy valiosa".

La posición de Morena y de Por México al Frente es un reconocimiento a la labor desarrollada por el equipo negociador mexicano, que ha trabajado en unas circunstancias especialmente adversas: sin que en ningún momento del proceso una de las tres partes implicadas, Estados Unidos, haya aparcado sus amenazas de salirse del acuerdo si sus dos socios en el mayor acuerdo comercial del planeta, México y Canadá, no se avienen a aceptar sus exigencias. Si bien la fumata blanca sigue lejana, se puede decir que han logrado uno de los puntos más difíciles: mantener a la Administración Trump en la mesa de diálogo más de un año después de su llegada a la presidencia y siete meses después del pistoletazo de salida a las conversaciones.

Las elecciones presidenciales mexicanas se celebran el próximo 1 de julio, pero el secretario (ministro) de Economía del Gobierno de Enrique Peña Nieto (PRI), Ildefonso Guajardo, ha subrayado que, si es necesario, su país seguirá negociando hasta el último día que esté en funciones, el 30 de noviembre. El pesimismo de hace pocas semanas, con los continuos ataques de los altos funcionarios estadounidenses hacia México y, sobre todo, Canadá, se ha tornado en esperanza en los últimos días y las autoridades mexicanas no descartan la posibilidad de poder cerrar un acuerdo antes de los comicios.

Su baza es doble: creen que EE UU preferirá negociar con una Administración, la de Peña Nieto, a la que conoce bien que hacerlo con un potencial Gobierno liderado por López Obrador. Y, sobre todo, en la Ciudad de México piensan que el primer interesado en alcanzar un trato será Washington, para no emponzoñar su propio proceso electoral en noviembre de este año -las elecciones legislativas de mitad de mandato en las que decenas de cargos republicanos se juegan su reelección en Estados que necesitan del TLC para la buena marcha de su economía-. "No creo que a Trump le venga bien prolongar indefinidamente unas conversaciones de las que no obtendrá grandes réditos políticos terminen como terminen", sostiene una fuente cercana al equipo negociador mexicano.