Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macron lanza un plan para atajar las diferencias salariales injustificadas

El Gobierno francés presenta en el Día de la Mujer medidas para reducir las desigualdades

La secretaria de Estado francesa para la igualdad entre hombres y mujeres, Marlène Schiappa, con el presidente Emmanuel Macron
La secretaria de Estado francesa para la igualdad entre hombres y mujeres, Marlène Schiappa, con el presidente Emmanuel Macron AP

Prioridad: la igualdad salarial. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha hecho de la lucha contra las disparidades entre hombres y mujeres y los abusos sexuales la "gran causa" de su mandato de cinco años. El Gobierno francés aprovechó el Día de la Mujer para proponer un plan destinado a eliminar la brecha salarial en el sector privado en un plazo de tres años. ¿Cómo? Con controles más estrictos, transparencia sobre las prácticas en cada empresa y sanciones a los incumplidores. La propuesta forma parte de un amplio programa de medidas desde la escuela hasta el mundo laboral.

En Francia se estima que la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 25% en términos absolutos y de una media de un 9% si se comparan los mismos puestos ocupados por un hombre y una mujer. Un informe del Foro Económico Mundial sitúa a Francia en el puesto 120 entre 144 países en igualdad salarial, según datos citados por la agencia France Presse.

La ley francesa ya prohíbe desde 1972 la discriminación salarial. Desde 2012, las empresas con más de 50 asalariados se exponen a sanciones en caso de no actuar contra las desigualdades, pero hasta ahora se ha aplicado poco. Sólo 106 empresas han sido sancionadas, según datos del diario Libération, que añade que el 66% de empresas incumple la ley. La escasez de inspectores y de mecanismos para hacer cumplir la ley hace difícil la reducción de las diferencias salariales. El objetivo, con las nuevas medidas, es garantizar que la ley actual se aplique y eliminar antes del final del quinquenio las diferencias salariales no atribuibles a las diferencias de rango jerárquico o de responsabilidades, o a factores como la antigüedad o el tiempo de trabajo.

Las medidas se incluirán en las leyes laborales que deben presentarse en abril. Las autoridades obligarán a las empresas con más de 50 empleados a instalar un dispositivo que controle la desigualdad en las nóminas de los empleados. En caso de incumplimiento, la sanción puede elevarse hasta un 1% de la masa salarial de la firma sancionada.

En los últimos días han empezado a desgranarse algunas de las iniciativas que Macron prometió en su discurso de otoño centrado en la desigualdad y el acoso, desde una propuesta para fijar la edad legal de consentimiento a las relaciones sexuales en 15 años hasta las multas de 90 euros por acoso en la calle. La jornada del 8 de marzo no tuvo en Francia el carácter masivo de España, pero el Gobierno la aprovechó para poner el foco en el mundo de la empresa y las desigualdades salariales.

El primer ministro, Édouard Philippe, anunció 50 medidas tras reunir a una comisión interministerial extraordinaria. Entre otras, el nombramiento de un responsable en cada escuela para encargarse de velar por el respeto de la igualdad y el objetivo de que el 40% de estudiantes de carreras científicas sean mujeres. Macron y sus ministros visitaron la sede en París de una empresa señalada por el Elíseo como ejemplar en materia de igualdad, la inmobiliaria Gecina. Macron defendió la equiparación de los salarios no sólo como un "deber a la vez político y moral", sino también como algo beneficioso en términos económicos. "La igualdad hombres-mujeres hace que las empresas tengan mejores resultados y sean más innovadoras", dijo.

El plan contra la desigualdad salarial contempla dos fases. En 2019 las empresas de más de 250 trabajadores deberán haber instalado el programa informático que permitirá controlar las diferencias de salario injustificadas. En 2020 se ampliará a las empresas de más de 50 trabajadores. En paralelo, el Gobierno quiere cuadruplicar, hasta 7.000, el número de inspecciones laborales para garantizar que se aplique la ley.

Más información