Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

El ejército uruguayo sale a la caza de miles de ranas toro

El anfibio Lithobates catesbeianus es una especie depredadora que causa daños ambientales

Un ejemplar de rana toro.
Un ejemplar de rana toro. Getty Images

Uruguay ha salido a la caza de miles de ranas toro, una especie que se ha convertido en invasora en los campos cerca de Aceguá, al noreste de Uruguay. Para matar a todas estas ranas serán desplegados al menos 10 efectivos militares de la Brigada de Caballería Número 2 de Melo al mando del Coronel Juan Rígoli. Originaria de Estados Unidos e introducida en Uruguay, el Lithobates catesbeianus puede llegar a pesar un kilo y, pese a que no es venenosa, es considerada una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

El ejército comenzará la caza la próxima semana, después de que el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) decidiera exterminarlas, tras varios meses de valoración del problema entre las distintas autoridades del departamento de Aceguá. El Coronel Rígolí detalló que trabajarán con miembros de Obras Sanitarias del Estado (OSE, la empresa estatal que gestiona el agua), que se utilizarán arpones de pesca, en azudes, piscinas y en un viejo matadero.

Durante varias semanas –se desconoce el tiempo exacto que tardarán–, los militares saldrán a localizar piscinas y estanques en las que habite este anfibio. Se ha idendificado que la zona de sobrepoblación está cerca de arroceras y de cursos de agua, precisamente de donde se extrae el agua potable.

De acuerdo con el coordinador del Comité de Emergencia Departamental de Cerro Largo, Richard Fonseca, el anfibio fue introducido en Uruguay con una "finalidad comercial para consumo humano". Una empresa fomentó la cría de ranas comestibles para su comercialización pero, admitió Fonseca, al abandonarse los criaderos se escaparon las ranas y no se pensó el impacto ambiental que este hecho tendría.

La rana toro es considerada un peligro para otras especies de anfibios, ya que se los come y rompe la cadena del ecosistema que invade. Además, tiene todas las características de un animal exitoso en el medio natural: se reproduce fácilmente y come de todo, dijo a Efe Raúl Maneyro, profesor de Historia Natural de Vertebrados de la Facultad de Ciencias de Uruguay, descubridor en 2008 de dos especies de anfibios.

Los ejemplares cazados serán colocados en formol y llevados a la capital, Montevideo, para ser estudiados en la Facultad de Ciencias.

Síguenos en Twitter y en Flipboard