Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

No te acostarás con tu ‘staffer’

La Cámara de Representantes de EE UU prohíbe las relaciones sexuales entre legisladores y empleados de su equipo

El Capitolio, en Washington, en febrero de 2018.
El Capitolio, en Washington, en febrero de 2018. AFP

La Cámara de Representantes se ha puesto de acuerdo en prohibir las relaciones sexuales entre los congresistas y los empleados de su equipo. El clima de alarma contra el acoso y la cultura que lo silencia también ha llegado al Capitolio, en donde algunas empleadas y legisladoras han relatado episodios de este tipo, además, en algunos casos, ha trascendido el pago de compensaciones económicas con dinero público en casos de denuncia. En este contexto, a principios de este mes la Cámara aprobó una propuesta de ley con diferentes medidas contra el acoso, una de ellas supone el veto a los contactos íntimos con subordinados directos.

La resolución se pondrá en marcha a través de una regulación que debe estar lista a no más tardar el 1 de julio. La prohibición se aborda en la sección 6: “Un miembro, delegado o comisario residente no debe establecer una relación sexual con ningún empleado de la Cámara que trabaje bajo la supervisión” de dicho cargo. Es decir, que las relaciones sí son posibles con miembros del staff de otros congresistas, pero no con los que dependen de dicho legislador. El veto también excluye a las parejas casadas.

La republicana por Virginia, Barbara Comstock, impulsó esta prohibición junto con otros cambios en la forma de notificar y gestionar las denuncias, con la puesta en marcha de una nueva oficina de defensa de los empleados mientras dura el proceso, así como otra propuesta por la cual si un congresista compensa económicamente a alguien en un acuerdo extrajudicial deberá reembolsar el dinero a las arcas públicas.

Lo que no salió adelante es la obligación de hacer pública la identidad de los congresistas que hayan recibido este tipo de denuncias.

Síguenos en Twitter y en Flipboard