Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

Michael Cohen, el abogado que tapa los escándalos de Trump

Con dinero y la ayuda de un conglomerado de prensa conservadora, el asesor legal lleva más de 10 años como guardián del actual presidente

Michael Cohen, el abogado personal de Donald Trump.
Michael Cohen, el abogado personal de Donald Trump. REUTERS

El guardián de Donald Trump se llama Michael D. Cohen. El abogado privado del presidente lleva años encubriendo los trapos sucios del magnate con acuerdos monetarios y la prensa rosa. Su tarea se intensificó durante el ascenso político de Trump y explotó recientemente tras conocerse que Cohen pagó cientos de miles de dólares a la actriz porno Stormy Daniels para silenciar su aventura sexual con el ocupante de la Casa Blanca. Daniels no es la primera, ni tampoco la última.

Desde que fue contratado para la Organización Trump en 2006, Cohen se ha ganado la confianza del magnate y le ha demostrado lealtad, amenazando rutinariamente a quienes sugieren poseer información comprometedora del republicano y coordinando pagos para callar los secretos más vergonzosos. A principios de 2016, el abogado desmintió las acusaciones de acoso sexual de una ejecutiva, Jill Harth, y defendió que ella misma las reconocería como falsas. Harth reclamó que el comunicado de Cohen había sido hecho sin su conocimiento e insistió que Trump le había acosado.

Stormy Daniels
Stormy Daniels AP

Ese mismo año, Cohen pagó, con su propio dinero, 130.000 dólares a Stormy Daniels a cambio de que no comentara nunca su relación amorosa con Trump en 2006, al poco tiempo de casarse con Melania. Fue el propio abogado el que, la semana pasada, admitió haber gestionado el acuerdo en representación del presidente.

Aunque su estrategia varía, Cohen, según una investigación de The New York Times, combina amenazas verbales con ofertas suculentas: dinero y artículos favorables en la red de diarios conservadores que pertenecen al conglomerado American Media, cuyos dueños son amigos del abogado y de Trump. Además de ser fuertes críticos de sus oponentes políticos y ensalzar sus logros, la organización se ha coordinado con Cohen para encubrir al presidente. La táctica más habitual: comprar la exclusiva de los hechos para luego desestimarlos y no publicar nada.

Karen McDougal, modelo de Playboy.
Karen McDougal, modelo de Playboy. Getty Images

En agosto de 2016, Cohen y sus aliados llegaron a un acuerdo con Karen McDougal, una modelo de Playboy, que también fue amante del magnate cuando ya estaba casado. La mujer se puso en contacto, a través de su abogado, con American Media, que compró la exclusividad de la noticia y luego decidió no publicarla, gracias a las buenas relaciones entre su director ejecutivo, David Pecker, y Trump. Como parte del contrato, McDougal también había aceptado no poder hablar de ninguna relación suya con un hombre casado. El acuerdo supuso otra victoria para Cohen, en la recta final de la campaña electoral.

“Soy su amigo, y haría prácticamente de todo por él y por su familia”, defendió el abogado en una entrevista reciente. Pese a que ya no es un empleado de la Organización Trump, sigue manteniendo un vínculo cercano al presidente y apagando los incendios que puedan surgir del agitado pasado de Trump.

Más información