Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía condena a cadena perpetua a seis periodistas locales y excarcela a un reportero alemán

Deniz Yücel, del periódico 'Die Welt', pasó un año en prisión sin que se presentaran cargos contra él

Manifestación por la libertad de Deniz Yücel. En vídeo: Declaraciones del ministro alemán de Exteriores.

Un juzgado de Estambul ha condenado este viernes a cadena perpetua a seis periodistas turcos por formar parte de la “estructura mediática” de Fethullah Gülen, al que se achaca el intento de golpe de estado de julio de 2016. Al mismo tiempo, otro tribunal estambulí decidió excarcelar al periodista Deniz Yücel, de doble nacionalidad turco-alemana, tras pasar un año en prisión sin cargos contra él. Sin embargo, Yücel, corresponsal del diario alemán Die Welt, deberá enfrentarse al juicio, pero lo hará en libertad condicional. La Fiscalía, que presenta por primera vez las acusaciones, pide entre 4 y 18 años de cárcel por “diseminar propaganda de organización terrorista” e “incitar a la enemistad entre los pueblos” para el reportero.

“¡Finalmente! Las mejores noticias posibles: Deniz Yücel ha sido liberado”, tuiteó el ministro de Justicia germano, Heiko Maas, al conocer la noticia. La agencia France Presse ha informado de que Yücel ha abandonado Turquía a bordo de un avión del Gobierno alemán. La portavoz del Gobierno en funciones alemán, Ulrike Demmer, añadió que se trata de “un importante primer paso” después de grandes esfuerzos diplomáticos, si bien aseguró que su país no se ha comprometido a “ningún trato sucio ni otros apaños” para garantizar la excarcelación del periodista, de 44 años. La prensa alemana había especulado con la posibilidad de que Yücel formase parte de un acuerdo a cambio del cual Berlín accediese a modernizar los tanques germanos Leopard adquiridos por Turquía y que las Fuerzas Armadas Turcas utilizan en su ofensiva contra el cantón kurdo-sirio de Afrin, hecho que han negado desde el Gobierno.

En febrero del año pasado, Yücel fue arrestado tras escribir sobre los correos electrónicos hackeados al ministro de Energía y yerno de Erdogan, Berat Albayrak, que revelaban varios tratos de favor en el entorno presidencial. La justicia le acusó entonces de hacer propaganda terrorista citando también algunos de sus artículos sobre el conflicto kurdo y la represión en el país euroasiático y dictó prisión preventiva en su contra, incluyendo así a Yücel en la lista de más de 150 periodistas que hay entre rejas en Turquía. Y sumándolo a los otros seis ciudadanos alemanes encarcelados en Turquía por “razones políticas”, según Berlín.

Yücel fue confinado en una celda en solitario en una prisión de máxima seguridad y se restringieron las visitas que podía recibir. “Es como una tortura, sólo puedo ver un muro de seis metros de altura a través de la ventana”, dijo entonces a través de sus abogados. En abril, se casó en prisión con su novia, la productora Dilek Mayatürk, para que le permitieran verla. El pasado diciembre se relajaron las condiciones de su encarcelamiento, trasladándolo a una celda con otro periodista y garantizándole acceso al patio.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Yücel de ser un “espía” y un “terrorista” y amenazó con que no saldría de prisión ni retornaría a Alemania. “Jamás mientras yo sea presidente”, afirmó. Sin embargo, las condiciones parecen haber cambiado y el daño que los rifirrafes con Alemania han hecho a la economía turca parece haber ablandado a las autoridades turcas. Yücel salió de prisión en la tarde del viernes y, según el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, se cree que “podrá abandonar Turquía”.

Seis periodistas condenados a cadena perpetua

Sin embargo, la otra cara de la moneda la puso el tribunal estambulí que decidió condenar a cadena perpetua a seis periodistas del país. Entre ellos se encuentran los hermanos Ahmet y Mehmet Altan así como la periodista Nazli Ilicak, para los que la organización PEN International había iniciado una campaña demandando su liberación. Los tres periodistas negaron durante todo el proceso cualquier implicación en el intento de golpe. Fevzi Yazici, Yakup Simsek y Sukru Tugrul Ozsengul, son los otros tres periodistas condenados por “tentativa de subvertir el orden constitucional”, según la agencia de prensa estatal Anadolu.

A los periodistas se les acusaba de mantener contactos con la red gülenista y de haber lanzado días antes de la fallida asonada militar “mensajes subliminales” para sumar apoyos al golpe. “Por tales tonterías llevamos meses en prisión (desde septiembre de 2016). Peor aún, se nos quiere encarcelar de por vida”, denunció la defensa de Ahmet Altan. El pasado 11 de enero, el Tribunal Constitucional ordenó la liberación de Mehmet Altan al considerar que sus derechos habían sido vulnerados por tantos meses en prisión preventiva pero, tras criticar el Gobierno dicha decisión, varios juzgados menores decidieron ignorar el veredicto.

Más información