Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Nobel de la Paz Desmond Tutu renuncia como embajador de Oxfam por el escándalo sexual de Haití

El arzobispo sudafricano señala que está "decepcionado" con la filial británica de la ONG

El arzobispo Desmond Tutu en una conferencia de Oxfam en Dinamarca en 2009.
El arzobispo Desmond Tutu en una conferencia de Oxfam en Dinamarca en 2009.

El arzobispo sudafricano Desmond Tutu ha renunciado este jueves como embajador de la organización no gubernamental Oxfam por los escándalos sexuales que involucran a trabajadores de la ONG. El premio Nobel de la Paz, de 86 años, ha explicado en un comunicado que se siente "decepcionado" con la filial británica de Oxfam, después de que el periódico británico The Times publicara este viernes que algunos de sus trabajadores contrataron prostitutas en Haití —algunas, probablemente, menores de edad— tras el devastador terremoto de 2010, entre ellos su jefe, Roland van Hauwermeiren, con el dinero de la organización.

Tutu se ha declarado "profundamente decepcionado por las acusaciones de inmoralidad y de posible comportamiento criminal de trabajadores humanitarios" relacionados con la ONG. El obispo emérito ha agregado que por estas razones "dio instrucciones de escribir a Oxfam Internacional para informarles de su dimisión como embajador". Tutu también ha indicado que le entristece que el escándalo "empañe el buen trabajo de muchos miles de personas que trabajan en Oxfam".

Su trabajo como embajador de Oxfam incluía la redacción de cartas a responsables internacionales, como Silvio Berlusconi o Angela Merkel. El arzobispo también participaba en conferencias y escribía artículos sobre temas como la ayuda internacional, el cambio climático y el control de las armas, según explica la ONG en su página web.

Otras dos embajadoras de Oxfam, la actriz británica Minnie Driver y la cantante senegalesa Baaba Maal, también han anunciado su dimisión como embajadoras este jueves por el escándalo. "Lo que ha sucedido es desagradable y desgarrador", ha declarado la cantante a la cadena británica BBC.

La organización humanitaria, que recibe 340 millones de euros al año entre fondos del Gobierno británico y donaciones públicas, ha reconocido que hubo una investigación interna y que varias personas fueron despedidas por el escándalo de Haití. Además, Reino Unido anunció este domingo que retirará la financiación a todas las ONG que no cumplan los estándares de comportamiento en el trabajo de campo.

Más información