Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos periodistas son asesinados en Guatemala

En 2017 fueron asesinados 11 periodistas, según la Asociación de Periodistas del país

Laurent Ángel Castillo Cifuentes.
Laurent Ángel Castillo Cifuentes.

Los periodistas guatemaltecos, Laurent Ángel Castillo Cifuentes y Luis Alfredo De León Miranda, fueron asesinados este jueves en una aldea del municipio de Mazatenango, en el departamento de Suchitepéquez. Los cuerpos sin vida de los reporteros fueron encontrados por cortadores de caña en un cañaveral, atados de pies y manos y tenían un disparo de bala en la cabeza, según el informe policial. Sus cuerpos fueron trasladados a la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Tiquisate, Escuintla, según el medio local Prensa Libre, y se ha abierto una investigación para aclarar los hechos. En 2017 fueron asesinados 11 periodistas y que 36 perdieron la vida de forma violenta desde el año 2000, según la Asociación de Periodistas de Guatemala.

Castillo, de 28 años, era corresponsal en el municipio de Coatepeque, Quetzaltenango –ubicado al suroeste del país del periódico Nuestro Diario y de una revista cultural de la localidad. El padre de Castillo dijo a periodistas locales que su hijo nunca le mencionó que estuviera amenazado de muerte. Sus amigos se han pronunciado en redes sociales repudiando el hecho y lo recordaron como un persona amable y trabajadora. Ambos habían viajado a la ciudad cercana de Mazatenango para cubrir un evento sobre la celebración del carnaval. De León trabajaba para la emisora de radio Coatepec, lo acompañaba como publicista, para definir los detalles de la publicación sobre el carnaval. 

La violencia contra periodistas había sido denunciada en los últimos días.  El diputado oficialista Julio Juárez fue detenido el pasado 13 de enero como supuesto autor intelectual del crimen de los periodistas Danilo López, del diario Prensa Libre, y del reportero Federico Salazar, de Radio Nuevo Mundo. En marzo de 2015 otros dos periodistas fueron asesinados en el parque de Mazatenango.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, ha condenado los hechos. La institución, que ha expresado su “pésame y solidaridad” con las familias y los amigos de los fallecidos, pidió una “pronta investigación” para dar con los responsables materiales e intelectuales de este “deleznable hecho”. También ha exigido la implementación del Protocolo de Protección a Periodistas.

En un informe presentado ayer, Rodas advierte que los periodistas y comunicadores sociales siguen siendo uno de los grupos que más ataques recibe, particularmente aquellos que cubren temas sobre corrupción, abusos de poder o actos vinculados con la delincuencia organizada. Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó el pasado martes su preocupación ante el incremento de ataque oficiales contra periodistas y medios de comunicación en el país y advirtió de que estos podrían derivas en “actos de violencia". La SIP condenó las palabras del alcalde de la Ciudad de Guatemala y expresidente, Álvaro Arzú, quien afirmó “tenemos que pasar por encima de las cabeza de los medios de comunicación negativos”, después de quejarse de que la prensa es la responsable de difamar a las autoridades y al país.

Más información