Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schulz advierte de que si no hay gran coalición, Alemania repetirá las elecciones

Barones del SPD y sindicatos apoyan el pacto con el bloque conservador de Merkel

El líder del partido socialdemócrta alemán, Martin Schulz, durante una conferencia de prensa el jueves en Berlín.
El líder del partido socialdemócrta alemán, Martin Schulz, durante una conferencia de prensa el jueves en Berlín. REUTERS

Movilización general a dos días de una votación crucial para el futuro de Alemania y también el de Europa. Barones del SPD, sindicatos y el propio líder del partido, Martin Schulz intensificaron, en la decisiva recta final, su campaña a favor de una gran coalición con el bloque conservador. El domingo, los delegados del SPD votarán en un partido extraordinario del Congreso si autorizan a Schulz a abrir conversaciones formales con la canciller Angela Merkel. A esta alturas, el partido sigue dividido.

La primera economía de la zona euro lleva 117 días sin Gobierno y una coalición entre el bloque de centro derecha de Merkel (CDU/CSU) y los socialdemócratas (SP), se perfila como la opción más viable para poner en pie un Gobierno estable en Berlín. Hace casi cuatro meses, Merkel ganó las elecciones, pero sin la mayoría suficiente como para formar un Ejecutivo. Desde entonces trata de forjar una alianza que le permita tener mayoría en el Parlamento.

El ala más izquierdista del SPD y las juventudes (Jusos) recelan de un acuerdo que consideran hundiría aún más al partido que en septiembre logró sus peores resultados desde 1933. El SPD ha gobernado ocho de los últimos 12 años en gran coalición con Merkel y los socialdemócratas achacan su continuada pérdida de votos a esa alianza que piensan que no les permite mostrar claramente al elector cuáles son sus políticas. Creen además, que el partido solo podrá acometer la necesaria renovación en la oposición.

Schulz ha advertido que si los 600 delegados del SPD dicen no a la gran coalición “vendrán nuevas elecciones en seguida”, descartando la posibilidad de un Gobierno de minoría encabezado por Merkel, como defienden muchos en su partido. Y en esos nuevos comicios, la socialdemocracia no partirá con demasiadas opciones, estimó. “Si los partidos no logran formar mayorías en el Bundestag, serán castigados por los votantes”, dijo Schulz en una entrevista con Der Spiegel publicada el viernes. De convocarse elecciones, el SPD, detalló su líder, se presentaría con un programa muy parecido al principio de acuerdo resultante de las negociaciones con la CDU. “¿Cómo de absurdo sería eso?”, se preguntaba y ponía el énfasis en la mejora que el pacto forjado hace una semana podría tener en la vida del ciudadano de a pie. “No quiero que la enfermera de un geriátrico tenga que esperar otros cuatro años para mejorar sus condiciones solo para que el SPD se sienta más cómodo”, añadió.

Los sindicatos han salido también al auxilio de la gran coalición. Reiner Hoffman, al frente de la Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB) se alineó también con la cúpula del SPD en su defensa del pacto. Hoffman predijo que si los delegados del SPD dicen no a la alianza con los conservadores, Alemania se enfrentaría “a un caos”. Los sindicatos consideran positivos algunos puntos del preacuerdo alcanzado con los conservadores como la estabilización de las pensiones.

"Por la responsabilidad de Europa"

Mientras, unos 40 pesos pesados del partido firmaron un documento “por la responsabilidad de Alemania y de Europa" en la que se decantan por dar luz verde a Schulz para que se siente a negociar con Merkel. También salió a la defensa de la gran coalición Franz Müntefereing. El antiguo líder del SPD consideró que un No el domingo supondría que el SPD “se convertirá en uno de esas socialdemocracias que ya no cuentan en Europa”, escribió en el Tagesspiegel.

Mientras, las encuestas muestran que el SPD encadena mínimos históricos con el paso de los días. La última, publicada por la cadena ZDF les otorga un 20% de los votos. Otra, de Forsa les concede un 18,5% de los votos, 2,5 puntos porcentuales por debajo de lo que obtuvieron en las elecciones de septiembre.