Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por FRANCESCO MANETTO

Polémica por libertad de periodista colombiano denunciado por golpear a su pareja

Las autoridades recibieron el testimonio de la mujer que describe agresiones físicas, insultos y persecución. No es la primera denuncia en su contra

El periodista Gustavo Rugeles, acusado de violencia machista.
El periodista Gustavo Rugeles, acusado de violencia machista.

A Marcela González la golpearon, la arrastraron y la insultaron. En la declaración que rindió ante Medicina Legal asegura que su pareja, el periodista Gustavo Rugeles además de agredirla físicamente, le tiene ‘hackeado' el teléfono y las redes sociales. Ella tiene 22 años y el 31, viven juntos desde hace cuatro meses y no es la primera vez que la maltrata, decía ella en la madruga del 27 de diciembre, unas horas después de la golpiza que le costó diez días de incapacidad.

Desde entonces hasta el pasado fin de semana, cuando el documento con la denuncia se filtró en Twitter, a él lo citaron a una audiencia en la que dijo ser inocente y lo dejaron en libertad. El domingo, cuando el nombre del periodista era tema nacional y en redes sociales exigían su detención, ambos aparecieron en un par de vídeos asegurando que resolverán sus asuntos de “manera privada”. Ella agradece el apoyo de la ciudadanía que espontáneamente se puso de su lado y él dice que continuará con su trabajo como periodista. Pero el caso no quedó ahí.

Activistas como Jineth Bedoya han reclamado que se aplique la ley, según la cual este tipo delitos no son conciliables. Así la víctima desista de denunciar, las autoridades deben investigar. En el país abundan los casos de mujeres sobrevivientes de violencia de género, pero se conoce poco sobre los victimarios.

En septiembre de 2016, María Isabel Covaleda denunció a Camilo Sanclemente. Después de su testimonio, que dio cuando todavía tenía la cara golpeada, otras mujeres lo acusaron de maltrato. Aunque había más víctimas no hubo una sanción penal. La mayoría de los casos las autoridades clasifican el delito en la categoría de lesiones personales (sin condena en prisión) y dejan en libertad a hombres que las mujeres valientemente denunciaron.

Mariluz Terán, de 40 años, es la víctima más reciente. Aunque en diciembre buscó ayuda y aseguró que su expareja la golpeaba y la amenazaba de muerte, el último día del año el hombre al que había denunciado la mató con un cuchillo. En los primeros cuatro días del año, la cifra de mujeres asesinadas en Colombia iba en siete. Todo empieza con un golpe que las autoridades no deberían pasar por alto, al menos eso dice la ley.