Un policía venezolano mata a una joven embarazada durante la entrega de jamones navideños

La mujer, de 18 años, recibió un disparo en la cabeza a las afueras de Caracas

Un hombre protesta frente a la Guardia Nacional Bolivariana el pasado jueves.
Un hombre protesta frente a la Guardia Nacional Bolivariana el pasado jueves.M. G. / EFE

Un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana ha matado este domingo hoy de un disparo a una joven mujer embarazada durante una entrega de perniles (jamones) navideños subsidiados por el Estado venezolano en el oeste de Caracas, según el atestado policial.

El documento indica que un grupo de personas estaba "a la espera de beneficios sociales otorgados por el Gobierno [el pernil]" y "se tornaron violentos", por lo que "una comisión de la Guardia del Pueblo se apersonó al lugar, a fin de solicitarles que se fueran a sus hogares". En ese momento, "uno de los funcionarios castrenses, haciendo uso indebido de su arma de reglamento, efectuó disparos a la multitud, hiriendo a la víctima, quien es trasladada al hospital más cercano, donde ingresó sin signos vitales", señaló la policía.

Más información

Centenares de venezolanos han protestado estos días después de que el Gobierno de Nicolás Maduro incumpliese su compromiso de entregar perniles tradicionales de Navidad a precio subsidiado con dinero público a más de seis millones de familias. El incidente también fue confirmado por el concejal Jesús Armas del municipio Libertador, donde se encuentran las parroquias Antímano y El Junquito, entre las que ocurrieron los hechos.

"Había un operativo de venta de perniles allí, pero [las unidades] fueron insuficientes. Entonces la gente empezó a protestar y el guardia nacional se puso muy nervioso, se desesperó y empezó a disparar. Le disparó a esta joven embarazada de 18 años en la cabeza y le disparó en el glúteo a un joven de 20 años", dijo Armas. El concejal recabó la información de vecinos que presenciaron la tragedia, ocurrida, según la Policía, en el "kilómetro 1 de la Carretera Nueva Caracas-El Junquito frente al módulo móvil" de la Guardia Nacional Bolivariana. La víctima responde al nombre de Alexandra Colopoyn y estaba embarazada de 25 semanas, según el atestado.

El Gobierno chavista ha implicado a las Fuerzas Armadas -de las que forma parte la Guardia Nacional Bolivariana o Policía Militarizada- en el esquema de distribución de alimentos subsidiados con el que el Gabinete de Maduro, trata de luchar contra la inflación galopante que sacude al país latinoamericano. Millones de venezolanos dependen de los alimentos que entrega a precios reducidos el Estado ante la explosión de precios que vive el país, que entró hace semanas en hiperinflación. Como ha sido prácticamente una constante en los últimos años, el Ejecutivo chavista ha echado la culpa de la escasez de estos productos a dos países extranjeros: Estados Unidos, habitualmente señalado por Caracas, y Portugal, a la que las autoridades veneozolanas acusan de haber incumplido los convenios firmados entre los dos países para el suministro de los perniles.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50