Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscal peruana del ‘caso Cabitos’, elegida nueva juez de la Corte Penal Internacional

Luz del Carmen Ibáñez también investigó al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, a la cúpula de Sendero Luminoso y a militares por la matanza de El Frontón

Luz del Carmen Ibáñez
La fiscal peruana Luz del Carmen Ibáñez.

Luz del Carmen Ibáñez, la fiscal superior penal de Perú, fue una de las dos nuevas magistradas elegidas el lunes en Nueva York para la Corte Penal Internacional (CPI), con 77 votos de 109 papeletas válidas en la primera vuelta. También fue elegida la fiscal japonesa Tomoko Akane, con 88 votos de los representantes de la Asamblea de Estados Partes de la Corte Penal Internacional. En una segunda ronda de votación para ocupar las cuatro plazas restantes, los otros 10 candidatos no lograron los apoyos para ser elegidos como magistrados durante el período 2018-2027.

La fiscal peruana, de 62 años, fue evaluada en La Haya por un comité de selección que se reúne con los postulantes. Ibáñez obtuvo el dictamen de “altamente recomendada para el puesto”, comentó a este diario el embajador Gustavo Meza Cuadra, representante permanente de Perú ante Naciones Unidas. “Tuvo una entrevista personal y otra escrita sobre el conocimiento de la Corte”, detalló.

Delincuencia organizada

Entre 2002 y 2006, Ibáñez logró la condena de Abimael Guzmán, el fundador de la organización terrorista Sendero Luminoso, y de la cúpula de este grupo, por los atentados y crímenes cometidos entre 1980 y 1992. A inicios de la década pasada, la fiscal también investigó y acusó a Vladimiro Montesinos, el exasesor de inteligencia del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y al propio exmandatario, por delitos de enriquecimiento ilícito y corrupción.

Este año, la fiscal superior penal logró las órdenes de captura para los militares del Ejército responsables de la ejecución extrajudicial, desaparición forzada y tortura de 53 personas en 1983.Luz Ibáñez ha acusado también a miembros de la Marina por el caso El Frontón, en el que los militares atacaron en 1986 a presos amotinados, la mayoría pertenecientes a Sendero Luminoso, y asesinaron a 133 personas. Una gran cantidad de restos no pudieron ser identificados debido al calcinamiento de los cuerpos provocado por los disparos de cohetes.La nueva magistrada peruana de la CPI presidió, además, en 2010 la comisión de revisión de la legislación antiterrorista y redactó la nueva ley antiterrorista. Ibáñez también es una experta en extradición y modalidades de delincuencia organizada como el secuestro y la extorsión.


Más información