Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio nulo en el proceso por sobornos contra el senador Menéndez

Los miembros del jurado fueron incapaces de ponerse de acuerdo en el veredicto

El senador Robert Menéndez compareciendo ante la prensa
El senador Robert Menéndez compareciendo ante la prensa AP

Tras ocho días de deliberaciones y dos meses de proceso, el juez que siguió la causa penal por sobornos contra el senador de Nueva Jersey, Robert Menéndez, decidió finalmente declarar el juicio nulo. El jurado popular, que llevaba varios días bloqueado, fue incapaz de llegar a un acuerdo para dictar su veredicto. El influyente político demócrata, entre lágrimas, agradeció a los miembros del jurado que defendieron su inocencia.

El senador se enfrentaba a cargos por fraude y sobornos. Los 12 miembros del jurado tuvieron que repasar los testimonios que escucharon durante nueves semanas de 60 testigos y casi ocho horas de argumentos finales que le expusieron de los abogados. Al que no escucharon hablar fue al propio senador. Tampoco al doctor Salomon Melgen, amigo desde hace dos décadas y gran benefactor.

El jurado tenía que determinar si los regalos, viajes y donaciones que el político recibió del oftalmólogo de Florida eran una muestra inocente de aprecio o un incentivo que alteró su función pública al presionar a funcionarios a favor de los negocios del empresario. Y todo esto teniendo en cuenta los nuevos límites impuestos por el Tribunal Supremo sobre la definición de corrupción en políticos.

El juez Williams Walls pidió este lunes al jurado que hiciera un intento para llegar a un acuerdo sobre los 18 cargos presentados contra ambos. “Esto es una cosa seria. No un reality en televisión. Es la vida real”, les dijo. La defensa lamentó que el magistrado insistiera en que tenían que llegar a un veredicto. Ya la semana pasada, un miembro del jurado que se excusó dijo que había problemas.

Robert Menéndez, una de las figuras más relevantes en los círculos de poder en Washington, era el primer senador en funciones que se sentó en el banquillo de los acusados en los últimos 36 años. El juicio comenzó el mismo día que empezaba el curso político en el Capitolio tras el receso del verano. Sus colegas demócratas tomaron durante todo este tiempo la debida distancia por si acaso.

Código ético

Aunque Menéndez podía conservar el asiento en el Senado en el caso de veredicto de condena, el caso podía haber tenido serias implicaciones políticas. Una resolución del juicio en su contra podía haber favorecido a los republicanos en plena negociación de la reforma fiscal si el demócrata se veía forzado a dimitir. El gobernador Chris Christie podía haber nominado a un sustituto si se retira antes del 16 de enero.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, cree sin embargo necesario que se el comité de Ética investigue sus acciones. "Es solo uno entre los doce senatores acusados en nuestra historia", comentó, "el juicio serivió para sacar a la luz serias acusaciones de violación" de su posición pública así como "violaciones pontenciales del código de condcta del Senado".

Nueva Jersey eligió el pasado martes al demócrata Philip Murphy para el relevo en el cargo de gobernador. Menéndez, hijo de inmigrantes cubanos, sirvió primero como congresistas y en 2006 se hizo con el asiento de senador de Jon Corzine, tras ser elegido gobernador de Nueva Jersey. El demócrata, que preside el comité de relaciones exteriores, mantiene presentarse a la reelección en 2018.