Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derecha portuguesa se une para censurar al Gobierno por la gestión de los incendios

La oposición acusa al Ejecutivo de Costa de no ser capaz de proteger a los ciudadanos

El primer ministro, António Costa (d), recibe al monarca holandés, el miércoles en Lisboa.
El primer ministro, António Costa (d), recibe al monarca holandés, el miércoles en Lisboa. Getty Images

La líder del Centro Democrático Social, Assunção Cristas, ha anunciado una moción de censura contra el primer ministro portugués, António Costa, por la gestión de los incendios desatados durante el fin de semana, que han ocasionado 41 muertos y la destrucción de cientos de casas. Será la primera moción de censura a la que se enfrente el Gobierno socialista en sus dos años de mandato.

Cristas justificó la moción “por el fallo grave de una de las funciones esenciales del Estado: proteger a las personas”. La iniciativa ya ha sido comunicada al presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, y al líder de la oposición, Pedro Passos Coelho, del Partido Social Demócrata.

El debate de la moción de censura se celebrará el miércoles o el jueves de la próxima semana. Las posibilidades de prosperar y provocar la caída del Gobierno son nulas. Aunque el PSD ya ha anunciado su voto favorable, a la mayoría de centroderecha le faltarán nueve votos para obtener la mayoría absoluta de la Asamblea de la República, donde Bloco de Esquerda y Partido Comunista apoyan al Gobierno socialista.

La moción de censura es más una estrategia del CDS “para dar voz a la indignación”, según Cristas, tras la tragedia de los incendios del fin de semana, que suceden cuatro meses después de la tragedia de Pedrógão. Entre unos y otros, 104 muertos y 316.000 hectáreas ardidas. “Estamos dando voz a muchas personas que por todo el país se indignan con un primer ministro y un Gobierno que no están a la altura de sus responsabilidades”, ha señalado Cristas en la conferencia de prensa celebrada en la sede de su partido en la tarde del martes.

El movimiento de Cristas también se enmarca en un momento de lucha por el liderazgo de la derecha. Tras la renuncia de Passos Coelho, el PSD busca nuevo líder para el cartel electoral de 2019. Y Cristas, del derechista CDS, busca ampliar su base electoral después del éxito personal en las elecciones municipales del 1 de octubre. Su candidatura por Lisboa consiguió más votos que la de Teresa Leal, candidata del PSD.

La tragedia de Pedrógão no hizo mella en las expectativas de votos del Partido Socialista de António Costa, como se corroboró en las municipales, en donde el partido consiguió los mejores resultados de su historia. Sin embargo, la repetición de los incendios mortales cuatro meses después ha levantado más voces discordantes. En Facebook se han convocado diferentes manifestaciones en ciudades del país que sufrieron incendios. Una iniciativa inédita en los dos años del Gobierno socialista.

El sábado, el Gobierno se reúne de forma extraordinaria para adoptar las medidas que recomienda la comisión independiente que investigó la tragedia de Pedrógão. En sus conclusiones, no se salva nadie, ni servicios de comunicaciones, ni bomberos voluntarios, ni Protección Civil, ni los concesionarios de las carreteras.

A los pocos minutos de ser anunciada la moción, el diputado del PSD José Matos Correia anunció el voto favorable del partido: “La indignación del PSD frente al comportamiento del Gobierno no es menor. No será sorpresa para nadie que el PSD no esté disponible para dar cualquier tipo de apoyo a un Gobierno que viola de forma básica sus responsabilidades fundamentales, y cuya actuación denota un fallo absoluto del ejercicio de sus funciones”. Según Correia la “pasividad e incompetencia“ del Gobierno “ayudó a que ocurriesen las tragedias”.

Tanto PSD como CDS habían pedido desde Pedrógão el cese de la ministra de Administración Interna, mientras que Bloco y PC señalaban, y señalan, que no es momento adecuado.