Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Franklin se debilita al llegar al centro de México, pero sigue causando tormentas

El sistema, que avanza rápidamente, dejand importantes lluvias en 19 Estados del país

Trayectoria de Franklin captada por un satélite de la NASA.

Franklin se debilitó este jueves y pasó a tormenta tropical después de tocar tierra durante la noche del martes al miércoles en el Estado de Veracruz (este, cuando todavía era un huracán categoría 1. El fenómeno meteorológico tocó tierra en Lechuguillas, a 120 kilómetros del puerto de Veracruz. A última hora de la tarde del miércoles, estaba en proceso de disipación a 35 kilómetros al noroeste de Ciudad de México, pero el pronóstico apunta a que seguirá generando tormentas en varios estados en las próximas horas

En su reporte más reciente, el Servicio Meteorológico Nacional indicó que el sistema avanza rápidamente, a unos 30 kilómetros por hora. La nubosidad remanente mantendrá tormentas de muy fuertes a torrenciales en estados del oriente, centro, sur y occidente del territorio mexicano en las próximas 24 horas. El fenómeno desarrolla aún vientos máximos sostenidos de 45 kilómetros por hora y rachas de 65 kilómetros por hora.

El pronóstico para este jueves da tormentas en Veracruz, San Luis Potosí, Puebla, Hidalgo, Querétaro, Guerrero, Michoacán, Colima, Tamaulipas, Guanajuato, Tlaxcala, Estado de México, Jalisco, Nayarit, Ciudad de México, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

El Ejército y la Marina han evacuado a poblaciones vulnerables en Veracruz y la sierra del vecino Estado de Puebla ante el riesgo de deslaves por las fuertes tormentas. Además, el Gobierno mexicano ha activado más de 8.000 militares y 3.000 refugios. "Estas lluvias podrán causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que pongan en peligro vidas humanas", ha apuntado el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Franklin tocó tierra durante la noche del lunes al martes en la península de Yucatán y fue perdiendo fuerza mientras se dirigía al sur del golfo de México. No hubo víctimas a su paso por Quintana Roo y los daños fueron menores: árboles caídos e inundaciones. En Campeche ocasionó lluvias, vientos intensos y varios coches quedaron bajo el agua. La tormenta recuperó fuerza en las aguas del golfo y se había pronosticado esta semana que su segundo embate fuera más poderoso.

El fenómeno seguirá debilitándose en las próximas horas conforme se desplace hacia el centro de México, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos y la Comisión Nacional del Agua de México. Por su ubicación geográfica y amplia línea costera, tanto en el Pacífico como en el Atlántico, México es uno de los países más vulnerables a sufrir el embate de los huracanes con al menos una decena de fenómenos climáticos al año.

Más información