Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Antonio Ledezma denuncia el “secuestro” del opositor venezolano

Mitzy Capriles asegura que la policía no mostró una orden de detención o allanamiento

Mitzy Capriles, esposa de Antonio Ledezma, y su hija Antonietta, en Madrid.
Mitzy Capriles, esposa de Antonio Ledezma, y su hija Antonietta, en Madrid.

Mitzy Capriles ha denunciado este martes en Madrid el "secuestro" de su esposo, el opositor venezolano Antonio Ledezma, que cumplía arresto domiciliario desde abril de 2015. El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebín) "se llevó abruptamente" al exalcalde de Caracas esta madrugada, "sin [mostrar] una orden de detención o allanamiento". El dirigente había difundido, la noche anterior, un vídeo en el que, además de reclamar unidad a la oposición, criticaba las elecciones "fraudulentas" a la Asamblea Constituyente y pedía a los ciudadanos mantenerse "en pie de lucha" contra el régimen de Nicolás Maduro. La policía política del Gobierno también encarceló esta madrugada al opositor Leopoldo López, en arresto domiciliario desde el pasado 8 de julio. Capriles ha asegurado que ambos se encuentran nuevamente en la prisión militar de Ramo Verde.

"Nosotros no vamos a perder el ánimo. Se puede perder todo menos el entusiasmo, menos el decoro, menos la dignidad. Por lo tanto, amigos y amigas de toda Venezuela, yo los invito a mantenernos en pie en lucha. Ahora es cuando hay pueblo, ahora es cuando hay valor, ahora es cuando hay coraje. No nos van a poner de rodillas", afirma Ledezma en el vídeo, difundido el lunes en YouTube, en el que critica, además, la "estafa burda y grotesca" de la votación de la Constituyente.

En una comparecencia en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Capriles ha dicho, sin embargo, que no cree que la detención de su esposo tenga relación con este vídeo, sino con los "verdaderos resultados" de las elecciones a la Constituyente, celebradas el domingo. La oposición asegura que Maduro miente ante el "fracaso" en los comicios: mientras el Gobierno cifra la participación en más del 41% del censo, las fuerzas críticas con el chavismo rebajan ese cálculo hasta el 12%. "Se lo llevan preso porque simplemente no aceptan la disidencia. Lo que Venezuela está viviendo es una masacre y un atentado contra los derechos humanos", ha asegurado Capriles.

Ledezma había sido detenido en febrero de 2015 acusado de conspiración y asociación para delinquir. Según el Gobierno, el exalcalde de Caracas apoyaba un plan para deponer a Maduro. Dos meses después de haber ingresado en prisión fue trasladado a una clínica privada de la capital venezolana para ser operado de una hernia inguinal. La Fiscalía pidió entonces su arresto domiciliario y, dos años y medio después, no ha sido condenado. Una de las hijas de Ledezma, que se encontraba con él en la vivienda, ha grabado un vídeo de la última detención, en el que se ve cómo los agentes se llevan al dirigente en pijama y sin dar explicaciones. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha asegurado este martes, aunque sin presentar ninguna prueba, que ambos opositores planeaban fugarse y que por ello les ha sido revocado el arresto domiciliario.

"La estrategia ahora es seguir la lucha, no tener como opción claudicar, porque es obvio que el Gobierno lo que busca es quebrarnos", ha señalado Capriles, que ha estado acompañada en Madrid de Antonietta Ledezma, la hija menor de la pareja; Rosaura Valentini, esposa del preso político Yon Goicoechea; Miguel Henrique Otero, presidente del diario venezolano El Nacional; y el exembajador Fernando Gerbasi, "todos en un autoexilio obligado, como otros tantos venezolanos".

Más información