Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos solicita en extradición al fiscal anticorrupción de Colombia por soborno

Su detención, este martes en Bogotá, se hizo con apoyo de la DEA

El exfiscal anticorrupción, Luis Moreno, en una rueda de prensa meses atrás de su captura.
El exfiscal anticorrupción, Luis Moreno, en una rueda de prensa meses atrás de su captura.

La máxima autoridad en materia de investigación contra la corrupción en Colombia será extraditada a Estados Unidos por hechos que paradójicamente involucran su actuación en temas de corrupción. El anuncio lo hizo este martes la vicefiscal general María Paulina Riveros en una conferencia de prensa en la que rechazó la implicación de sus funcionarios en actos delictivos. Luis Moreno, el acusado, había sido nombrado ocho meses atrás como director de la Fiscalía especializada contra la corrupción. Ahora es señalado de estar involucrado en un caso de soborno en el que recibió más de 10.000 dólares para obstaculizar el avance en un proceso contra el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, investigado por mal manejo en el dinero de las regalías de su región. El proceso también recae contra el abogado penalista Leonardo Pinilla Gómez.

“La presunta conspiración de Moreno y Pinilla trascendió al territorio americano, donde actualmente se encuentra Llyons, y llegó a tal punto que Moreno aprovechó una comisión oficial de trabajo para contactarlo de nuevo”, señala la Fiscalía, que recibió apoyo de la DEA en el operativo que terminó con la detención del funcionario este martes. La orden de captura fue dispuesta mediante Circular Roja emitida por Interpol en Lyon (Francia) por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción. Dicha orden fue librada con fines de extradición y por eso, explican las autoridades, los acusados serán trasladados al pabellón de extraditables de la penitenciaria La Picota en Bogotá. “En los próximos días serán notificados de una orden de captura con fines de extradición, requerida por la Corte Federal para el Distrito Sur de la Florida en Miami, por los delitos antes mencionados”, agrega la Fiscalía. 

Según revela el diario ELTIEMPO, en la oficina del ahora exfiscal reposan investigaciones que se adelantan por el escándalo de sobornos de la firma Odebrecht y otros grandes procesos de corrupción nacional. Se investiga si su dudosa actuación trascendió a otros expedientes. Los cargos que enfrentará en Estados Unidos se relacionan con un supuesto concierto para delinquir entre él y el abogado para obtener altas sumas de dinero del exgobernador, a cambio de actuaciones para incidir en las investigaciones que actualmente enfrenta en Colombia.

“El caso llamó la atención de la Fiscalía colombiana cuando tuvo conocimiento de que Moreno y Pinilla buscaron a Llyons para exigirle dinero. Inmediatamente se abrieron indagaciones penales en Colombia, que se encuentran en marcha”, relata la autoridad. Las pruebas recolectadas darían cuenta de que la cita se realizó hace dos semanas en el territorio americano.

Los agentes federales de los Estados Unidos vigilaron, grabaron y documentaron las reuniones, que permitieron abrir el proceso que hoy vuelve a sacudir a Colombia por un nuevo escándalo de corrupción. En los últimos meses, 47 funcionarios de la Fiscalía han sido capturados y al menos 800 investigaciones se adelantan contra empleados de la rama judicial en este país.