Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos en Portland en un aparente crimen de odio

Un hombre apuñala a dos pasajeros de un tren que se enfrentaron a él por insultar a dos mujeres aparentemente musulmanas al inicio del Ramadán

Un hombre mató a dos personas a cuchilladas y dejó a otra herida el viernes en un tren de Portland, Oregón, cuando se enfrentaron a él por estar insultando a dos mujeres de apariencia musulmana. El suceso, aparentemente un crimen de odio, ocurrió en un tren de la ciudad en el mismo día en que empezaba el Ramadán. El fue enviado a prisión sin fianza acusado de dos asesinatos.

El relato de la policía, basado en los testigos del tren, indica que sobre las 16.30 locales, el sospechoso empezó a gritar contra los musulmanes y a acosar a dos mujeres que iban en el vagón. Una de ellas llevaba un hiyab. Varios pasajeros se levantaron para afearle su actitud y defender a las mujeres. En ese momento, el sospechoso los atacó con un cuchillo. Uno murió en el acto y otro en el hospital. Un tercero resultó herido. El sábado, la policía no había hablado aún con las dos mujeres, que huyeron del lugar.

El atacante fue identificado como Jeremy Joseph Christian, de 35 años. Se encuentra en prisión incondicional. Tiene antecedentes por robo, secuestro y armas ilegales, según registros judiciales revisados por la prensa local de Oregón.

Jeremy Joseph Christian, en una foto policial.
Jeremy Joseph Christian, en una foto policial. REUTERS

Pete Simpson, portavoz de la policía de Portland, explicó que el las palabras del sospechoso indican “discurso de odio”. No está claro qué estaba diciendo exactamente, según Simpson. “Estaba hablando de muchas cosas, no específicamente contra los musulmanes”. El viernes, la policía aún no sabía si “tenía problemas mentales, o si estaba influido por el alcohol, o las drogas, o todo a la vez”.

El diario local The Oregonian revisó las publicaciones de Christian en las redes sociales y encontró mensajes en los que se describía a sí mismo como un sociópata. “Tengo problemas”, decía en un mensaje el pasado abril. En su perfil de Facebook tenía fotos de Adolf Hitler. En un mensaje decía: “Quiero un trabajo en Noruega cortando cabezas de los que circuncidan niños”. También publicó vídeos suyos en una manifestación de apoyo a Donald Trump en la que hacía el saludo nazi y gritaba: “¡Muerte a los musulmanes!”. La policía conoce estos antecedentes y aseguró que serán parte de la investigación. En Estados Unidos, la motivación de odio racial o religioso es un agravante de los delitos.

La policía no ha desvelado los nombres de las víctimas, pero el mismo diario encontró a una de ellas también a través de Facebook. Una mujer llamada Asha Deliverance publicó un mensaje en el que decía: “Taliesin Myrddin Namkai Meche, mi querido hijo murió ayer intentando proteger a dos chicas musulmanas de un racista en un tren en Portland. Era un héroe y seguirá siendo un héroe al otro lado”.

En Portland (600.000 habitantes), una de las ciudades más progresistas de Estados Unidos, viven unos 50.000 musulmanes.