Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los republicanos ganan en Montana a pesar de la agresión de su candidato

Greg Gianforte se impone en la elección al Congreso al día siguiente de ser imputado por arrojar al suelo a un periodista

Nunca estuvo fácil para los demócratas. El candidato del Partido Republicano para el Congreso de Estados Unidos por Montana, Greg Gianforte, ganó este jueves el único escaño de Montana en el Congreso de Estados Unidos a pesar de estar imputado desde la noche anterior por agredir a un periodista. La elección es un respiro temporal para los republicanos, que ven aumentar la movilización demócrata de cara a las legislativas de 2018.

Gianforte ganó con el 51% de los votos frente al 44% de su rival demócrata, Rob Quist, en una elección que estaba más reñida de lo que debería. Los republicanos tienen el escaño de Montana desde hace 23 años. Donald Trump ganó el Estado por 20 puntos. No votan a un presidente demócrata desde 1992.

Rob Quist, un cantante folk sin experiencia previa, llegó a bajar la diferencia en las encuestas por debajo de 10 puntos. Los donantes republicanos se han movilizado para defender el escaño de Montana de una manera (6 millones de dólares en la campaña) que solo se entiende porque, desde la victoria de Trump, todas las elecciones en el país se han convertido en un pequeños tests en los que probar la influencia del presidente más impopular desde que hay registros. Una situación parecida se está dando en el distrito 4 de Georgia, indiscutible para los republicanos y que está sorprendentemente en juego.

Pero si por algo se conocerá a Greg Gianforte en Washington será porque el miércoles por la noche agredió a un periodista de The Guardian cuando intentó preguntarle su opinión sobre el informe presupuestario del Congreso, que dice que 23 millones de personas perderán su seguro sanitario si se aprueba el plan de los republicanos.

El reportero, Ben Jacobs, contó lo sucedido en Twitter con un audio donde se oye el tumulto. Un equipo de Fox News que iba a entrevistar a Gianforte confirmó la versión de Jacobs, según la cual el candidato el agarró por el cuello y le arrojó contra el suelo. En la grabación se le oye decir: “¡Estoy harto de vosotros!”. El sheriff local confirmó por la noche que Gianforte está acusado de una falta de agresión.

El incidente llenó los telediarios en el día de la elección, el jueves, añadiendo todavía más tensión a una carrera que debería ser un paseo para los republicanos. Por la noche, una vez confirmada su victoria, Gianforte se disculpó públicamente con Jacobs en televisión: “No debí haber respondido así. Lo siento”.

Los demócratas necesitan darle la vuelta a más de 20 escaños en 2018 para recuperar el control de la Cámara de Representantes y poder frenar la agenda de Trump. Hasta entonces, cada elección, como en Montana o en Georgia, va a ser una prueba de la movilización de los demócratas y de los problemas de los candidatos republicanos para defender al presidente.

Más información