Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

India permite a las mujeres mantener su nombre después de casarse

La medida, que subordinaba el papel de ellas al de sus maridos en el momento de renovar el pasaporte, es un paso adelante en materia de igualdad de derechos

Una mujer observa el pasaporte y otros documentos oficiales en manos de un pariente en la ciudad de Nueva Delhi, en 2003.
Una mujer observa el pasaporte y otros documentos oficiales en manos de un pariente en la ciudad de Nueva Delhi, en 2003.

El colectivo de las mujeres en India ha logrado un nuevo avance en materia de derechos sociales. Esta semana, el primer ministro Narendra Modi anunció que las féminas no tendrán que cambiar sus nombres de soltera en sus pasaportes tras contraer matrimonio, según ha informado un periódico del país. La declaración, hecha a través de videoconferencia en un acto dedicado a las mujeres vinculadas a la Cámara de Comercio, es un paso más en la erradicación del papel subordinante de las esposas hacia sus maridos y un espaldarazo del Gobierno a su pretensión de situar a la mujer “en el centro de los planes de desarrollo”.

Las mujeres podrán usar libremente su apellido, aunque presenten un certificado de matrimonio o divorcio cuando renoven el pasaporte

Sin embargo, la medida ha sido contestada en las redes sociales acusando al primer ministro de faltar a la verdad. Un gran número de usuarias en Twitter denunciaron que en la ficha a cumplimentar para la expedición o renovación del pasaporte no aparece la “obligatoriedad del cambio de nombre”.

En el documento solo se pregunta acerca de si la solicitante lo ha modificado alguna vez, motivado bien por razones personales o bien tras contraer matrimonio. “Nunca he estado obligada. Tengo un pasaporte con mi nombre de soltera. Lo mantengo después de haberme casado”, declaraba una tuitera. Entre los mensajes, también hubo hueco para aquellos que valoraban el apoyo de la iniciativa por parte del dirigente.

Las mujeres indias se han quejado de forma habitual sobre el acoso al que están sometidas cuando llevan a cabo los trámites del pasaporte. Las oficinas competentes suelen exigir a las solicitantes la entrega de los nombres del padre, la madre o el cónyuge para incorporarlos a sus documentos oficiales.

En noviembre de 2016, un grupo de expertos recomendó al Ministerio de Asuntos Exteriores cambiar esta práctica, en un intento por adecuarse a las legislaciones de la mayor parte de países. A partir de ahora, las mujeres podrán usar libremente su apellido paterno o materno aunque presenten un certificado de matrimonio o divorcio a la hora de renovar el pasaporte. Este parece que es el punto al que se refería el mandatario cuando anunció la medida, recogida en una nota de prensa difundida el pasado diciembre y no a la modificación del nombre.

Desde que Narendra Modi accedió al poder, en mayo de 2014, ha lanzado varios proyectos orientados a facilitar la vida de la población femenina de India en materia de higiene y limpieza. La prolongación del permiso de maternidad también es otra prioridad para su ejecutivo: ampliándose de 12 a 26 semanas. Las embarazadas que escojan dar a luz en hospitales o centros sanitarios percibirán una ayuda de 6.000 rupias, al cambio actual, casi 90 euros.

En India, la mitad de las mujeres se encuentran en riesgo de exclusión y más de 175 millones son analfabetas. Según cálculos gubernamentales, se han destinado cerca de 5.000.000 de rupias (unos 73.000 euros) para los próximos dos años en un proyecto de mejora sobre la conexión de gas natural en aquellos hogares que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza. Desde 2016, se han beneficiado de forma directa a 2.000.000 de mujeres.

Aún queda un largo camino por recorrer en un país en el que, según cifras de Unicef publicadas hace un lustro, casi 400 millones de mujeres de entre 20 a 49 años —más del 40%—, se casaron cuando eran niñas.

Más información