Merkel defiende el principio de integridad territorial de los países de la UE

La canciller alemana defiende en Malta una ampliación “poco a poco” de los países balcánicos

La canciller alemana, Angela Merkel, este jueves en Malta.(atlas)

La canciller alemana, Angela Merkel, clausuró este jueves como gran estrella el congreso con los líderes del Partido Popular Europeo en Malta y no quiso hablar de la salida de Reino Unido de la UE. Prefirió hablar de futuro, de posibles ampliaciones hacia los Balcanes y de la importancia del “principio de la integridad territorial”. El presidente español, Mariano Rajoy; el del Consejo Europeo, Donald Tusk, y otros dirigentes alertaron contra los nacionalismos y los populismos.

La instrucción transmitida en su día por las cúpulas de los principales partidos conservadores europeos sobre la conveniencia de no profundizar ni agravar con muchas advertencias ni discusiones el debate sobre el futuro de la Unión Europea tras el Brexit se ha cumplido en gran medida, según se ha constatado en el Congreso del PPE que se ha celebrado estos días en Malta. La canciller Merkel ni mencionó la salida de Reino Unido del club comunitario. Otros líderes sí lo hicieron pero para remarcar que la UE no se ha muerto y tiene futuro.

Más información

Angela Merkel quiso dedicar su intervención a lo que le queda por vivir y sortear a la Unión Europea tras el Brexit. Habló de la importancia de “no poner a prueba el principio de integridad territorial” de los países de la UE para subrayar que la nueva perspectiva europea debería volcarse en conseguir una integración y una ampliación “poco a poco” de los países radicados en los Balcanes.

No mencionó ninguna zona europea. Y lo que sí advirtió fue de los otros grandes retos pendientes, como la responsabilidad humanitaria ante la situación crítica en Siria, la necesidad de reforzar los centros de acogida, la protección de las fronteras o la apuesta por tomar las riendas con más cooperación con los países que hacen de puerta en África.La canciller señaló también sobre la UE que “es un proyecto de paz y seguridad para las personas” que ahora requiere más puestos de trabajo. Y acabó: “Pertenecemos al mejor mundo posible”. Rajoy abundó en esa idea. El líder español abogó ahí por una UE futura “más fuerte, segura y exitosa” y aportó su idea de lo que hay que hacer en este momento en Europa: “Hablar bien de Europa, defender las creencias europeístas, hablemos bien los que creemos en el proyecto europeo”. Mariano Rajoy detalló luego la importancia de Europa como la primera potencia comercial y económica del mundo, como el espacio donde se presta la mejor y más amplia atención social a las personas y como “el ejemplo para todos y al que todos en todas partes quieren venir”.

El mensaje de la mayoría de los discursos e intervenciones en este cónclave del partido conservador europeo coincidió en destacar que ahora Europa debe mostrarse más unida. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, marcó el tono: “Europa sigue unida o no existirá”. Tusk también se guardó una alusión contra los movimientos separatistas en Europa: “Debemos decir alto y claro que los nacionalismos y separatismos que tratan de debilitar la Unión Europea son lo opuesto al patriotismo moderno”.El jefe del Gobierno español optó por recalcar en su alocución el riesgo ante los populismos: “Nadie debe engañarse, jamás en la historia un partido populista ha promovido ningún beneficio a su pueblo cuando llegó al poder”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50