Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU investiga la muerte de decenas de desplazados sirios en un bombardeo en Raqa

El ataque habría destruido una escuela en la que se refugiaban huidos de la zona bajo control del ISIS

Civiles y personal de emergencias trasladan a niños afectados por un bombardeo en Idlib, el pasado 19 de marzo.
Civiles y personal de emergencias trasladan a niños afectados por un bombardeo en Idlib, el pasado 19 de marzo. REUTERS

Un portavoz del Pentágono ha informado este miércoles que Estados Unidos investigará la posible muerte de decenas de civiles en un bombardeo efectuado cerca de Raqa, en el norte de Siria. Activistas vinculados al Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) han documentado desde el terreno la muerte de al menos 33 personas en la localidad siria de Al Mansura, al oeste de Raqa, cuna de la expansión del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), por un bombardeo aéreo. Según la información del OSDH, organización con sede en Londres que monitorea la guerra en Siria desde su inicio, las víctimas formaban parte de un grupo de familias desplazadas por la violencia precisamente de Raqa, Homs y Alepo. El Observatorio ha responsabilizado del bombardeo precisamente a la coalición internacional que combate al ISIS y que lidera EE UU.

Una fotografía publicada en Twitter por Abu Mohamed, miembro del colectivo RaqqaSL (Raqa está siendo masacrada silenciosamente), muestra lo que parecen los restos de una escuela destrozada por las bombas de la aviación. En este colegio es donde se habían alojado las familias. La ausencia de fuentes independientes en el terreno dificulta la veracidad de las informaciones.

Activistas del OSDH han recibido no obstante noticias de residentes en la zona de que hay más personas bajo los escombros, aunque la organización no ha podido aún comprobarlo. El bombardeo habría sido llevado a cabo a última hora del lunes, 20 de marzo. "Como hemos practicado varios ataques cerca de Raqa", ha informado el portavoz del Pentágono, "vamos a entregarle la información a nuestro equipo sobre bajas civiles para que investigue".

El Mando Central estadounidense (Centcom) que coordina la ofensiva aérea contra el ISIS en Siria e Irak, informó este martes de los ataques llevados a cabo el lunes por la aviación de los países que cooperan en la coalición. El Centcom cifró en 19 los ataques perpetrados por los aviones de la coalición "cerca de Raqa" sin especificar las localizaciones exactas. Esta ofensiva, de especial intensidad en comparación con otros días, destruyó unidades tácticas del ISIS, algunas de sus posiciones de combate, equipos de almacenaje de carburantes, túneles, cuarteles, almacenes de armas, vehículos bomba e instalaciones para su preparación y rutas de abastecimiento.

El 95% de los ataques de la coalición en Siria son lanzados por aviones norteamericanos. Los aparatos del régimen sirio y su aliado ruso también operan en el norte, pero no comparten objetivos y vuelan y bombardean a grandes distancias para evitar conflictos aéreos que comprometan a sus pilotos. El proyecto de periodismo Airwars, centrado en auditar el impacto de la ofensiva de la coalición en Siria e Irak calcula un mínimo de 2.715 víctimas civiles por los bombardeos desde agosto de 2014.