La justicia de Portugal acusa de corrupción al vicepresidente de Angola

La fiscalía investiga el archivo de causas judiciales que envuelven al político de 60 años

El vicepresidente de Angola, Manuel Vicente, ha sido acusado en Portugal de los delitos de corrupción, blanqueamiento de capitales y falsificación, según ha hecho saber el Departamento de Investigación de Acción Penal (DIAP) de la Fiscalía General del Estado. Tanto en Portugal como en Angola, alrededor de Vicente se mueven muchas sospechas de corrupción, aunque en su país no ha habido iniciativas judiciales contra él.

Más información
Dos Santos ahoga a la prensa angoleña
El presidente de Angola dejará el poder tras 37 años
Angola se convierte en un negocio de (una) familia

La fiscalía portuguesa llevaba ya más de un año investigando la llamada 'Operación Fizz', que se centraba en el sospechoso archivo de investigaciones judiciales que envolvían al político angoleño. También han sido acusados de los mismos delitos el procurador de Vicente, Armando Pires, y el abogado Paulo Blanco, que habitualmente lleva los intereses de los políticos angoleños fuera de su país, como es el caso del oscuro general Kopelika.

El cuarto acusado, y pieza clave del entramado, según el Ministerio Público, es el fiscal Orlando Figueira —ahora en excedencia— acusado de recibir de Vicente 760.000 euros a cambio de archivar una investigación de la Procuradoría sobre el blanqueo de capitales de Manuel Vicente en la compra de apartamentos de lujo en Cascais. Además del dinero, según la investigación, se le aseguraba la colocación en un banco, como así sucedió.

Figueira formaba parte del Departamento de Investigación de Acción Penal de la Fiscalía General del Estado y, como tal, era el principal investigador de las transferencias sospechosas de dinero desde Angola. La transferencia de ocho millones de euros de Vicente, encendió las alarmas del sistema bancario y la investigación se abrió en la Fiscalía del Estado, pero Figueira se encargó de cerrarla.

Figueira fue detenido hace un año y desde entonces se encuentra en prisión domiciliaria. En el momento de la detención, Figueira estaba en excedencia y trabajaba en los servicios jurídicos exteriores del banco BCP y formaba parte del bufete BCP, en donde figuraba como “experto en la criminalidad económica-financiera”. Durante la investigación, le fueron “aprehendidos al exfiscal de la República cerca de 512.000 euros en cuentas bancarias portugueses, andorranas y cajas fuertes”, según informa el ministerio público.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El político angoleño Manuel Vicente, de 60 años, fue, tiempo atrás, el favorito para sustituir a Eduardo Dos Santos al frente del país. Como brazo derecho de Dos Santos era también el presidente de Sonangol, la sociedad estatal de petróleo, eje fundamental de la economía del país, un 80% dependiente del crudo negro.

Su decadencia, sin embargo, se plasmó cuando fue sustituido hace un año al frente de Sonangol por la hija mayor del presidente, Isabel Dos Santos. En la reciente elaboración de las listas del partido en el Gobierno, el MPLA, para concurrir a los comicios de agosto, Vicente solo figura en el puesto 24º, es decir, que dejará de formar parte del futuro Gobierno si el partido renueva su victoria, como ha hecho desde la independencia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS