Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana: “La presidencia de Trump es un paso atrás para el mundo”

El ex secretario general de la OTAN debate con Martin Indyk sobre las consecuencias de la política exterior del nuevo presidente de EE UU

Ana Carbajosa, Martin Indyk (c) y Javier Solana, durante el acto celebrado este viernes en Casa América.
Ana Carbajosa, Martin Indyk (c) y Javier Solana, durante el acto celebrado este viernes en Casa América. EL PAÍS

El exministro socialista Javier Solana ha asegurado este viernes en Madrid que la presidencia de Donald Trump es "un paso para atrás para el mundo". "No quiere ayudar a la UE a tomar el impulso que necesita", ha añadido. En un encuentro celebrado en Casa América y organizado por EL PAÍS, la Fundación Alternativas y ESADEgeo, Solana, ex alto representante representante de Exteriores de la UE y ex secretario general de la OTAN, ha debatido con Martin Indykexembajador de Estados Unidos en Israel y ex enviado especial para las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, sobre las posibles consecuencias de la política exterior de la nueva Administración estadounidense.

"Está claro que debemos esperar lo inesperado. Con Trump no hay nada previsible. Su estrategia es generar conflicto en cualquier asunto", ha afirmado Indyk, de 65 años. en su primera intervención. "Tenemos al primer populista en la Casa Blanca, estamos viviendo el nacimiento de una Internacional Nacionalista. La presidencia de Trump legitima a los líderes eurófobos europeos como Geert Wilders, Marine Le Pen o Frauke Petry", ha apuntalado el actual vicepresidente del Brookings Institution, uno de los centros de estudios políticos más influyentes de Washington. 

El debate, moderado por la periodista de EL PAÍS Ana Carbajosa, ha estado centrado en las consecuencias que puede tener la nueva política exterior estadounidense en la OTAN y en la UE. "Trump no cree en el multilateralismo. Sin embargo, es casi imposible lograr cosas positivas en el mundo sin la colaboración de EE UU", ha asegurado Solana, a sus 74 años. "La OTAN necesita grandes ajustes. Y la llegada de Trump los acelera", según el que fuera secretario general de la organización entre 1995 y 1999. "Ajustes que deben realizarse desde una perspectiva europea. Ni estadounidense, ni turca, ni canadiense. No podemos aceptar que se haga lo que Trump quiera", ha agregado.

Indyk y Solana estuvieron de acuerdo en que los países miembros de la OTAN deben aumentar su inversión en defensa y seguridad. "No podemos distinguir entre seguridad interior y exterior, van de la mano. Sin guerra en Siria no hubiéramos tenido los atentados de París y Bruselas", ha asegurado el exministro de Cultura, Exteriores y Educación y Ciencia. "Es cierto que todos los países que forman parte de la organización deben asumir los costes, es lo único en lo que tiene razón Trump cuando habla de la OTAN", ha matizado el que fuera enviado especial de EE UU para Oriente Próximo con Clinton y Obama.

"En tres semanas, Trump ya ha puesto en serio riesgo los dos grandes éxitos de Bruselas en 2016", ha aseverado Solana en referencia al pacto nuclear con Irán y al Acuerdo de París contra el cambio climático. "Mi mayor miedo tiene que ver con Irán. Las negociaciones estuvieron lideradas por la UE, EE UU solo se sumó a la iniciativa. Destruir el acuerdo sería un tremendo golpe", ha señalado el madrileño. Solana también ha destacado que la pretensión de Trump de liberalizar la energía choca frontalmente con los compromisos medioambientales asumidos en París. "Hasta algunos líderes republicanos hacen campaña para que el carbón tenga un impuesto", ha afirmado.

En materia comercial, Indyk ha asegurado que "México, China, Japón y Alemania" encajan en la misma categoría para Trump: la de países que se han aprovechado de condiciones ventajosas al exportar a Estados Unidos y con los que pretende negociar acuerdos bilaterales.

Indyk y Solana expusieron su confianza en que Angela Merkel sea la alternativa a Trump. "Defenderá los valores occidentales, la democracia, el Estado de derecho, la libertad", aseguró el diplomático estadounidense". Solana ha sentenciado que el Gobierno de Merkel es una "garantía de que en la UE no primarán los valores de los pequeños Trumps como Viktor Orbán [primer ministro húngaro]. Su misión va a ser dejar una UE sólida y va a hacer todo lo posible para llevarla a cabo".

Más información