Caso Odebrecht

El fiscal de Colombia viaja a Brasil para avanzar en la investigación del ‘caso Odebrecht’

El organismo desarrolla 11 investigaciones sobre el escándalo de corrupción

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez.
El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez.Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

El fiscal general de Colombia, Nestor Humberto Martínez, viajará el 16 de febrero a Brasilia para reunirse con el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, y seguir indagando en la investigación sobre el caso Odebrecht. El viaje se producirá una semana después de que la Fiscalía colombiana señalara que parte del dinero recibido como soborno por un exsenador, detenido a principios de año, habría terminado en la campaña presidencial del actual mandatario Juan Manuel Santos en 2014. El escándalo de corrupción de la constructora brasileña en el país deja un saldo, por el momento, de dos detenidos, y 11 investigaciones en curso después de que los brasileños confesaran haber entregado 11 millones de dólares en sobornos en Colombia.

Tras la detención de Gabriel García Morales, exviceministro de Transporte durante el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, en los años 2009 y 2010, por haber recibido 6,5 millones de dólares de Odebrecht, sobrevoló de nuevo la sombra de la duda y la corrupción sobre el legado del exmandatario conservador. Semanas después, un exsenador liberal, Otto Bula, suplente en el puesto del primo de Uribe, fue detenido por orden de la Fiscalía por haber recibido 4,6 millones de dólares de los brasileños. En su declaración bajo juramento, el congresista confesó que parte del dinero que obtuvo fue a parar a la campaña presidencial para la reelección de Santos. Del testimonio solo se conoce un párrafo en el que hace referencia a este pago, sin dar detalles concretos. Tampoco entregó documentos que justifiquen este importe.

Más información

Otto Bula asegura que dio un millón de dólares en efectivo a un intermediario, Andrés Giraldo, amigo del gerente de la campaña, Roberto Prieto. Horas después de que la Fiscalía publicara la pesquisa, Prieto emitió un comunicado en el que rechazaba la acusación, además de asegurar que no conocía al exsenador. "Manifiesto mi más enérgico rechazo a las infundadas, tendenciosas y calumniosas declaraciones sobre mi persona dadas por el señor Otto Bula a la Fiscalía General de la Nación; a quien escasamente distingo, y con quien nunca, pero nunca, he compartido siquiera un café", se leía en el escrito.

Menos de 48 horas después, Giraldo, en una entrevista con la revista Semana reconocía que se había reunido con el excongresista en un hotel del norte de Bogotá. "No me acuerdo con precisión de la fecha, precisamente porque no estaba cometiendo ningún ilícito y fue un encuentro informal", asegura el intermediario. Durante este encuentro, de no más de media hora, siempre según la versión de Giraldo, conversaron sobre dos proyectos de acueductos en distintas regiones del país. Era la primera vez que se veían, dice. En ese mismo hotel estaba Roberto Prieto a la espera de saber en qué había consistido la reunión. Es decir, el gerente de la campaña no habló directamente con Bula, según su amigo, pero sí fue testigo de su cita.

La Fiscalía colombiana investiga el posible lavado de este dinero, cómo llegó a Colombia y si se produjeron delitos de tipo cambiario. Será el Consejo Nacional Electoral el encargado de esclarecer si la campaña del presidente Santos recibió dinero ilícito. El organismo podría tardar un mínimo de seis meses en la investigación por lo que, probablemente, solicitará ayuda a la Fiscalía.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50