De los impuestos de Trump a la detención de Madonna: peticiones populares a la Casa Blanca

La página ‘We The People’ registra las solicitudes de los ciudadanos a la Administración republicana

La página de peticiones de la Casa Blanca.
La página de peticiones de la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump dice que sus declaraciones de impuestos “solo le interesan a los periodistas”. Los medios estadounidenses han informado reiteradamente de cómo se convirtió en el primer candidato en décadas que no cumple con la tradición de revelar sus pagos a la hacienda de EE UU. Trump no ha hecho caso de esas presiones, pero a las preguntas de los medios se ha sumado una más: la del más medio millón de personas que quieren ver esos documentos, según una petición registrada en la web de la Casa Blanca.

La atropellada transición digital entre el equipo de Barack Obama y el de su sucesor, que ha resultado en la eliminación de secciones enteras en la página oficial, así como de su versión en español, también ha afectado al apartado We The People. Creada en 2011, esta sección titulada con las tres primeras palabras de la Constitución estadounidense nació para recoger peticiones al gobierno, aumentar la concienciación política y romper la burbuja que rodea a los políticos para acercarles las preocupaciones ciudadanas a la Administración.

Más de 500.000 personas han firmado en las tres últimas semanas la solicitud para que Trump publique “inmediatamente” sus declaraciones de impuestos completas “con toda la información necesaria para verificar que cumple con el reglamento”. Esta petición tiene cinco veces el número de firmas necesarias para que la Casa Blanca se pronuncie al respecto, según reflejan sus normas de uso. Otras dos más han superado el reto, aunque la Administración Trump no ha hecho declaraciones oficiales aún. Se trata de la solicitud para que el presidente ceda totalmente sus bienes financieros y empresariales y otra para mantener el presupuesto nacional para las artes y las humanidades.

Pero no todas tienen que ver con Trump. Hasta tres peticiones recientes reclaman el arresto de la cantante Madonna por supuestamente pronunciar “amenazas terroristas” contra el presidente. Otra quiere que se declare al grupo Black Lives Matter —que lucha contra la discriminación racial— como “organización terrorista” y una más aboga por cesar al asesor Steve Bannon de su puesto en el Consejo de Seguridad Nacional del Presidente.

Más información
Campaña ultraconservadora contra el Papa en las calles de Roma
El pinball no quiere morir
El crecepelo del presidente
Trudeau y Leopoldo López, los dos políticos más atractivos

Esta última, con solo una firma, desató las quejas de los usuarios la semana pasada porque sospechaban que no todas las peticiones están siendo actualizadas en tiempo real. Pero según declaraciones de varios responsables del sistema, tanto en el equipo actual de la Casa Blanca como en el de Obama, se debe al exceso de tráfico en las páginas de las peticiones, no a que hayan sido censuradas. El atasco ha llevado a algunos usuarios a crear solicitudes en otras webs similares como esta de change.org, que pide a la Casa Blanca que no “oculte” llamadas a investigar el PizzaGate, la serie de informaciones falsas sobre Hillary Clinton y su asesor John Podesta durante las pasadas elecciones.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Un estudio del Pew Research Center encontró que durante los cinco años que funcionó la página durante la Administración Obama, 268 superaron el número de firmas necesarias para lograr una respuesta de la Casa Blanca. Sin embargo, su impacto político es más reducido. Pew asegura que tres peticiones acabaron en legislación: la que reivindicaba el derecho de los usuarios de teléfonos móviles para poder liberarlos y utilizar una compañía telefónica distinta, la que pidió a Obama que retirara su apoyo a las terapias para intentar “convertir” a menores homosexuales y, por último, la concesión de la Medalla de La Libertad al jugador de béisbol Yogi Berra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS