Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara embarga la mitad del sueldo a Marine Le Pen por una deuda

La eurodiputada se ha negado hasta ahora a devolver 300.000 euros que pagó a dos ayudantes que trabajaban en Francia y no en el Parlamento Europeo

Marine Le Pen en el Parlamento Europeo hace dos semanas. Ampliar foto
Marine Le Pen en el Parlamento Europeo hace dos semanas. AP

La líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, tendrá que restituir con su sueldo los 340.000 euros que le reclama el Parlamento Europeo por asignación fraudulenta. La Eurocámara le embargará la mitad de los 8.484 euros que conforman su salario ordinario como eurodiputada desde este mes. A partir de marzo también le restará otras asignaciones hasta devolver toda la suma, según le ha informado este miércoles el contable del Parlamento a través de una carta. La institución ha adoptado esta medida tras vencer el plazo dado a la líder de extrema derecha para restituirlo voluntariamente. Pese a todo, el abuso quedará sin sanción; solo estará obligada a devolver la cantidad que empleó indebidamente, sin multa adicional.

La oficina europea antifraude (OLAF por sus siglas en inglés) había investigado a Le Pen ante las sospechas de que estuviera financiando a su partido político con asignaciones del Parlamento Europeo. En octubre de 2016, la investigación corroboró esa tesis: Le Pen había destinado 298.000 euros a retribuir a su jefa de gabinete, Catherine Griset,  —que trabaja para el Frente Nacional en Nanterre (Francia), no en Bruselas ni en Estrasburgo—, mientras que 41.554 fueron para Thierry Légier, su guardaespaldas. El reglamento de la Eurocámara obliga a que toda la asignación de los diputados se destine a sus actividades en la institución, no a sus partidos.

Para que la devolución del dinero no sea tan lenta, a partir de marzo también se embargará a Le Pen la mitad de su dieta diaria (306 euros) y toda la asignación mensual para gastos de funcionamiento (4.342 euros), según informa el Parlamento Europeo.

Contraataque a Fillon

Lejos de defenderse con argumentos, la eurodiputada ha alegado que todo obedece a un supuesto afán de "venganza política" del Parlamento. Y ha aprovechado el episodio para arremeter contra el candidato del centroderecha francés a las elecciones presidenciales. "Para devolver el dinero antes debería recibirlo, pero no soy François Fillon", ha zanjado la líder en referencia al escándalo que ha sacudido la campaña de su principal adversario en las presidenciales del próximo abril.

El líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, ha criticado con dureza a la eurodiputada francesa por esa actitud. "Las acusaciones de Marine Le Pen contra el Parlamento Europeo son escandalosas. Las normas se aplican a los 751 eurodiputados, sin excepciones, pero Marine Le Pen parece considerarse por encima de las normas, lo que demuestra la verdadera naturaleza del Frente Nacional. Es una tramposa que rompe las reglas", ha declarado Weber, según una nota difundida por su grupo.

Más información