Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

El tuit de Netanyahu, el muro de Trump y la prensa “bolchevique”

El primer ministro israelí niega que se refiriera a México en su mensaje y culpa a los medios de la polémica

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con el entonces candidato republicano Donald Trump, el pasado septiembre en Nueva York.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con el entonces candidato republicano Donald Trump, el pasado septiembre en Nueva York. REUTERS

En tiempos de posverdad y datos alternativos, alabar en las redes sociales una decisión del presidente Donald Trump puede tener contraindicaciones. Casi a la misma hora en que el embajador de Israel era convocado el lunes ante la Secretaría de Exteriores en la capital mexicana para comunicarle una protesta formal, el primer ministro Benjamín Netanyahu negaba en Jerusalén que tuviera que ver con México el polémico tuit de este fin de semana —“El presidente Trump tiene razón. Yo construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal”—. Su texto en el microblog no citaba al mayor país de habla hispana, pero el contexto dejaba claro que el presidente de EE UU se refirió al muro en su frontera meridional. Por intentar congraciarse con Trump antes de su visita oficial a Washington, prevista el 15 de febrero, el primer ministro ha acabado poniendo en entredicho la relación con México, que cuenta con una comunidad judía de más de 67.000 miembros.

El canciller Luis Videgaray ha equiparado a una “agresión” a México el contenido del mensaje y ha exigido disculpas a Netanyahu. Le emplazaron también a pedir perdón desde el escritor judío mexicano Enrique Krauze hasta su ministro de Interior, el ultraortodoxo Ayre Dery. Pero el jefe del Gobierno israelí se ha negado a rectificar.

“No hice comentarios sobre las relaciones entre EE UU y México. Solo destaqué el éxito de la barrera de seguridad [en el Sinaí]”, insistió ayer en Tel Aviv. Como resulta habitual, Netanyahu ha culpado de sus males a la prensa. “Los medios de izquierdas se han movilizado en una cacería bolchevique contra mí y contra mi familia y están lanzando un diluvio de mentiras. Quieren que yo sea encausado a cualquier precio”, dijo en una reunión del Likud, la formación conservadora que lidera. El primer ministro ha sido interrogado tres veces por la policía por casos de corrupción. Será el presidente de Israel y dirigente moderado de su mismo partido, Reuven Rivlin, quien se ocupe de restañar las heridas del tuit en conversación telefónica con el presidente Enrique Peña Nieto.

Más información