Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía investiga a la alcadesa de Roma por abuso de poder

Virginia Raggi, del Movimiento Cinco Estrellas, deberá comparecer por una supuesta irregularidad en el aumento de sueldo de un cargo público

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, el pasado junio.
La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, el pasado junio. AP

Hacía días que la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, se encontraba en el punto de mira de la justicia por un supuesto caso de corrupción protagonizado por uno de sus principales asesores, el jefe de personal Raffaele Marra, actualmente en prisión. Y el martes por la tarde llegó el aviso de garantía (algo así como una imputación) por un presunto abuso de poder en un asunto paralelo. La Fiscalía de Roma le ha hecho llegar una petición de comparecencia para dar explicaciones sobre el caso de nombramiento del hermano de Marra como director del departamento de turismo y el aumento de su salario. Un paso más en un proceso que ha sembrado enormes divisiones en el Movimiento Cinco Estrellas ya que su líder, Beppe Grillo, advirtió públicamente a Raggi del peligro que entrañaba confiar en un hombre como Marra después de que fueran desveladas oscuras maniobras durante la etapa como alcalde del posfascista Gianni Alemanno. Ella, con lo que implica eso en el M5S, le desoyó.

En su página de Facebook, la alcaldesa de Roma se ha dirigido a los ciudadanos y a sus votantes. “Hoy he recibido una invitación para comparecer ante la Fiscalía de Roma por el caso relativo a la nómina de Renato Marra, director del departamento de Turismo [hermano de Raffaele]. He informado a Beppe Grillo y cumplido con el deber de información previsto en el Código de comportamiento del M5S. […]. Estamos preparados para aclarar las cosas”. “Estoy muy serena, confío plenamente en la magistratura, como siempre”. Raggi defendió, además, que el aumento de salario por el que ha sido llamada a declarar ya fue revocado. Pero el abuso de poder se le atribuye por no haber hecho una camparción de currículos y no haber impedido a Marra participar en el proceso de nombramiento de su hermano.

La detención de Raffaele Marra el pasado 16 de diciembre, quien para muchos ejercía como verdadero alcalde en la sombra (nunca mejor dicho) fue un golpe durísimo para Raggi, quien había defendido a su jefe de personal a capa y espada, en parte debido a su inexperiencia. La investigación de L’Espresso, además, vinculaba a Marra con individuos investigados o detenidos por su relación con Mafia Capital, una red criminal de políticos y empresarios que accedía a los contratos municipales gracias a una amplia estructura clientelar alimentada por funcionarios públicos. Más tarde, se conoció también que el hermano de Marra había recibido un aumento de sueldo de 20.000 euros y que Raggi ni siquiera se había enterado. Dicho aumento fue revocado.

Grillo advirtió a Raggi públicamente del peligro que entrañaba confiar en Marra, pero ella le desoyó

Las primeras reacciones en el M5S, donde ya hubo un gran debate sobre la conveniencia de la continuidad de Raggi y el daño que su potencial investigación podía hacer a la formación -recibió críticas durísimas de algunos sectores-, llegó por parte de Paolo Ferrara, jefe del grupo del M5S en el Ayuntamiento. “Tomamos la noticia con serenidad. Estamos seguros de que todo se aclarará".

Sin embargo, el problema es que el nivel de exigencia política ante la corrupción y de severidad ante mínimos indicios establecido por el M5S con los políticos y con sus propios compañeros de partido deja en una situación complicada a Raggi. Aún así, es muy probable que la alcaldesa esquive este primer aviso dentro del partido ya que el último código de conducta del movimiento, votado online por sus seguidores, flexibilizó las condiciones que debían darse para dimitir de los cargos.

En esa línea llegaron las primeras críticas de otros partidos como el PD, que piden la misma flexibilidad cuando las imputaciones o investigaciones van dirigidas hacia miembros de otras formaciones. El ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, pidió en su página de Facebook que se respete la presunción de inocencia de Raggi. Algo, que recordó, no siempre hace el M5S.

Más información