Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos y 20 heridos en un atropello múltiple en Australia

El conductor, ya detenido, huía de la polícía, que ha descartado que se trate de un acto terrorista

Policía y servicios de emergencia atendiendo a las víctimas del accidente ocurrido en Melbourne (Australia).

Tres personas han muerto y una veintena ha resultado heridas en Melbourne (Australia) tras ser atropelladas de forma deliberada por un vehículo que huía de la policía. El conductor fue arrestado tras el accidente, que ocurrió en una esquina de una zona céntrica de la ciudad. La policía asegura que el atropello no está relacionado con terrorismo y ha pedido a los vecinos que permanezcan alejados de la zona y que aporten toda la información posible.

La policía del estado de Victoria ha informado de que sus efectivos dispararon contra el conductor del vehículo, antes de detenerlo y de que está herido, pero sus lesiones no son graves.

"Se cree que la Policía estaba persiguiendo el coche cuando éste arrolló deliberadamente a varios peatones en el área de la calle Bourke sobre las 13.30 (hora local)", ha informado la policía en un comunicado, antes de añadir que se está investigando la posibilidad de que el conductor esté involucrado en un apuñalamiento que tuvo lugar el viernes por la mañana en otra zona de la ciudad.

Al parecer, después de este suceso, el mismo hombre tomó como rehén a una mujer a la que conocía, si bien la mujer logró escapar antes de que tuviera lugar el atropello. Hasta el momento las autoridades han confirmado la muerte de tres personas cuya identidad aún se desconoce, si bien han indicado que uno de ellos es un menor de edad. Los servicios de emergencias aún continúan en la zona.

Las autoridades han bloqueado el acceso a peatones en el tramo de la calle Bourke ubicado entre las calles Williams y Swanston, una zona comercial. En un vídeo grabado por una cámara de seguridad de una de las tiendas de la calle y difundido en las redes sociales se puede ver cómo un coche circula por una vía peatonal a gran velocidad, mientras algunos de los peatones corren para resguardarse dentro del local.