Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Biden advierte en Davos de que Rusia es la mayor amenaza para las democracias occidentales

El vicepresidente de EE UU defiende la importancia de la relación transatlántica como vía para abordar los retos globales

Ahora que Europa es objeto de los ataques del presidente electo, Donald Trump, que se apresta a asumir su cargo en 48 horas en Estados Unidos, la Administración saliente de Barack Obama está redoblando esfuerzos para intentar fijar las líneas rojas de la política exterior estadounidense. En su último gran discurso como vicepresidente de EE UU, Joe Biden ha defendido en Davos (Suiza) la importancia de la relación transatlántica y ha alertado del riesgo que la Rusia de Vladímir Putin representa para las democracias occidentales y el orden internacional.

El vicepresidente de EE UU, Joe Biden, en el Foro Económico de Davos (Suiza) el 18 de enero de 2017.

“Bajo la presidencia de Putin, Rusia está utilizando todas las herramientas disponibles para intentar introducir divergencias en el proyecto europeo, que será el test para el resto de las democracias occidentales, y la vuelta a las políticas definidas por las esferas de influencia”, apuntó un Biden que fue recibido con fuertes aplausos, y hasta jaleos por parte del público estadounidense, en el mismo escenario que el día anterior había acogido al presidente chino, Xi Jinping.

El todavía número dos de la administración estadounidense puso como ejemplo los esfuerzos de Rusia por alentar el separatismo en Ucrania, el uso que hace de la energía como arma diplomática, el recurso a la corrupción para “empoderar a los oligarcas y chantajear a políticos” y los ciberataques que ha alentado contra procesos electorales, como el de Estados Unidos, según las informaciones del servicio de Inteligencia estadounidense. “Estados Unidos no ha sido el único objetivo. Europa también ha experimentado este tipo de ataques en el pasado y ocurrirá de nuevo”, señaló. “Con muchos países en Europa celebrando elecciones este año [Francia, Holanda y Alemania], deberíamos esperar nuevos intentos de Rusia de influir en los procesos democráticos”, advirtió.

En su opinión, Putin intenta llevar al abismo el proyecto comunitario y por ello hizo una defensa cerrada de la UE y de la OTAN, asegurando que el compromiso de defensa mutua que establece la organización “es una obligación sagrada” que “no debe ser cuestionada nunca”.

“Defender el orden internacional liberal requiere que hagamos frente a las fuerzas que pretenden desintegrar Europa y que mantengamos nuestro apoyo al proyecto de una Europa unida, libre y pacífica”, señaló Biden. “Eso significa que debemos luchar por la Unión Europea, una de las instituciones más vibrantes y consecuentes del mundo”. En su opinión, Europa “ha sido un socio indispensable de EE UU” y está en el interés de Washington mantener una estrecha relación con el bloque comunitario.

“Esta es la postura que hemos mantenido [desde el Gobierno] y la que deberíamos mantener”, remató.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >