Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes ultras europeos reclaman más seguridad y menos inmigrantes

Le Pen, Farage y AfD piden reforzar las fronteras y frenar la llegada de solicitantes de asilo

La policía vigila en mercadillo de Navidad de Dortmund, Alemania, este martes.
La policía vigila en mercadillo de Navidad de Dortmund, Alemania, este martes. AP

Los líderes ultranacionalistas europeos han salido a criticar las políticas migratorias y de acogida de refugiados tras el atropellamiento masivo en Berlín. Mediante redes sociales o pronunciamientos, han atacado a la canciller alemana Angela Merkel y demandado el cierre de fronteras de la Unión Europea.

Alternativa para Alemania (AfD)

El partido antiinmigración y eurófobo Alternativa para Alemania (AfD) ha escrito en su cuenta de Twitter: "El terror en Berlín no es un caso aislado y está directamente relacionado con la política de asilo de Merkel". La líder de AfD, Frauke Petry, ha criticado que el Partido Socialdemócrata de Alemania intentara ser políticamente correcto pese a lo ocurrido, y el portavoz Christian Lüth ha pedido a la población que su reacción no sea decir "je suis Berlín", sino votar por AfD para que finalmente haya fronteras seguras.

Marine Le Pen, Francia

La presidenta del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, ha pedido una alianza entre Washington, París y Moscú contra el fundamentalismo islamista, aunque no se ha confirmado que ésta fuera la motivación del ataque. Ha dicho que además de reforzar la seguridad en los mercadillos, se cuide a las iglesias en las misas de Navidad. En un comunicado titulado "nuestro deber es actuar rápido y fuerte", ha explicado su posición de cerrar las fronteras a la inmigración. "¿Cuántas masacres y muertos harán falta para que nuestros gobiernos dejen de hacer entrar a nuestros países desprovistos de fronteras un número considerable de migrantes, cuando sabemos perfectamente que se han mezclado terroristas islamistas?". Le Pen ha opinado también que si el Bataclan la sala de conciertos atacada el 13 de noviembre de 2015 en París— y Niza el 14 de julio pasado mostraron el horror, la carnicería de Berlín confirma que el objetivo son las familias, niños, jóvenes y los símbolos de las civilizaciones europeas, así que deben protegerlos.

Nigel Farage, Reino Unido

El exlíder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, no ha enviado condolencias, sino solo una dura crítica a Angela Merkel y su política de acogida de refugiados. "Terrible noticia de Berlín, pero no es una sorpresa. Acontecimientos como este serán el legado de Merkel", dijo.

Geert Wilders, Países Bajos

El holandés Geert Wilders, recientemente condenado por discriminación racial contra los marroquíes, ha sido uno de los más duros contra Merkel, e incluso ha publicado en su Twitter una fotografía de la canciller alemana como si tuviera las manos manchadas de sangre. El político xenófobo ha escrito que la inmigración islámica es una invasión que reemplazará a la población, borrará la cultura y terminará con la libertad. "Nos odian y nos matan y nadie nos protege. Nuestros líderes nos traicionaron", ha agregado. También ha publicado una imagen con sus propuestas para dar seguridad al país: cerrar las fronteras, "desislamizar", hacer detenciones preventivas de musulmanes, no permitir el retorno de quienes han peleado en Siria, y dar más presupuesto para la policía.

El Partido Liberal austriaco (FPÖ)

En Austria, el derrotado excandidato presidencial del partido antinmigración FPÖ, Norbert Hofer, ha vinculado lo ocurrido en Berlín con la persecución que, según ha escrito en su Facebook, sufren 100 millones de cristianos por su fe. "Especialmente en Europa, estamos llamados a preservar nuestra cultura cristiana y trabajar por la libertad religiosa", ha señalado. El líder del partido, Heinz Christian Strache, ha llamado a buscar un enfoque común contra las corrientes radicales islamistas y a lograr la protección eficiente de las fronteras de la UE.

Más información