Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guterres urge reconstruir la relación entre ciudadanos y líderes

El exprimer ministro portugués jura como nuevo secretario general de las Naciones Unidas

Ban Ki-moon abrazando a su sucesor, António Guterres
Ban Ki-moon abrazando a su sucesor, António Guterres REUTERS

António Guterres juró este lunes como nuevo secretario general de las Naciones Unidas haciendo un llamamiento a la necesidad de reconstruir las relaciones entre los ciudadanos y los dirigentes políticos, para así responder al descontento que amenaza los valores universales sobre los que se sustenta el organismo multilateral. “El miedo impulsa las decisiones de mucha gente por todo el mundo”, advirtió.

Guterres emplazó así a los líderes mundiales desde la caja de resonancia de la ONU a que entiendan los temores de los ciudadanos sin perder de vista los valores. “Llegó el momento de que los dirigentes escuchen sus ansiedades y entender sus necesidades”, reiteró citando el incremento de la desigualdad social, el cambio climático, la trata de seres, el terrorismo y la competencia creciente por los recursos.

“La Naciones Unidas nacieron de la guerra. Hoy debemos cuidar la paz”, señaló. Guterres tomará las riendas de la ONU el próximo 1 de enero. El mandatario portugués recordó cuando asumió hace dos décadas el cargo de primer ministro de Portugal, el mundo vivía un momento de optimismo tras el fin de la Guerra Fría. Ahora hay otras amenazas para la paz y la estabilidad mundial.

Reconoció que la economía creció durante las últimas dos décadas y se redujo enormemente la pobreza. El fenómeno de la globalización y los avances tecnológicos contribuyeron, sin embargo, a que “muchos se quedaran atrás”. Este proceso, advirtió, profundizó la brecha entre los ciudadanos con los dirigentes, que les lleva a rechazar el statu quo y a “perder la confianza en sus gobiernos y las instituciones”.

António Guterres puso especial énfasis a la labor que el organismo debe desempeñar con los jóvenes, porque considera que están excluidos de la toma de decisiones que afectan a su futuro. “Hay aumentar su participación”, indicó, como una vía para acabar con la fragmentación social. “Decir la verdad es la única manera de restablecer la confianza en las relaciones humanas”, comentó después a la prensa.

El nuevo secretario general defendió la necesidad de que las Naciones Unidas se reforme para hacer frente a los retos de un mundo cada vez más complejo y así restaurar la confianza de los ciudadanos con el organismo. “Hay que centrarse en los resultados y en menos en el proceso, más en las personas y menos en la burocracia”, indicó al exponer su agenda, “la ONU debe estar lista para cambiar”.

Cooperación judicial

Entre las prioridades que expuso, destacó la necesidad de que el organismo ataque las causas profundas de los conflictos y fortalecer la labor de la ONU en el ámbito de la prevención para preservar la paz mundial. En este sentido, el Consejo de Seguridad adopto este lunes por unanimidad una resolución liderada por España para reforzar la coordinación judicial en la lucha contra el terrorismo.

El ministro Rafael Catalá hizo referencia a los últimos atentados en Egipto y Turquía para poner de manifiesto la necesidad “de trabajar juntos” ante una amenza dinámica y descentralizada. Así establece una serie de mecanismos para fortalecer la acción antiterrorista. “La colaboración debe ser abierta, basada en la confianza y en la suma de los esfuerzos tanto en la información como en la acción de las fuerzas y cuerpos de seguridad”, concluyó.