Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Harvard suspende al equipo de fútbol masculino por su ‘ranking’ sexista de jugadoras

El documento incluía fotos con una puntuación de las deportistas según su atractivo

Imagen de la biblioteca principal de la Universidad de Harvard.
Imagen de la biblioteca principal de la Universidad de Harvard.

La Universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts) ha suspendido a su equipo de fútbol masculino tras conocerse que sus jugadores habían elaborado una clasificación sexista sobre las compañeras del equipo femenino. El documento incluía fotos de las futbolistas, una puntuación del 1 al 10 sobre la percepción de los hombres sobre el atractivo sexual de sus compañeras, comentarios explícitos en este sentido e incluso sugerencias sobre la postura en la que, según los autores de este informe, las deportistas preferían para mantener relaciones sexuales.

El equipo masculino, que actualmente ocupa la primera posición en la Ivy League (en la que juegan las universidades con solera), no podrá disputar el resto de la temporada. El conocido como "informe de exploración" (scouting report) sobre las futbolistas de la universidad ha sido revelado por el diario estudiantil de Harvard (The Harvard Crimson), que afirma que se trata de una tradición de hace años.

El diario cita como ejemplo este comentario sobre una de las jugadoras: "Parece relativamente simple y probablemente inexperta sexualmente, así que he decidido que su postura preferida debe ser la del misionero". O este otro: "Ella parece ser muy fuerte, alta y viril, así que le di un 3". La mayoría de las mujeres son descritas con un lenguaje sexista, explícito e incluso soez.

El presidente de la Universidad, Drew Faust, ha tomado la decisión de suspender al equipo por esta "impactante" actitud de los jugadores. "La decisión de cancelar la temporada es seria y consecuente, y refleja el punto de vista de Harvard de que el comportamiento del equipo es completamente inaceptable, no es propio de esta universidad y va contra el respeto mutuo, y contra los valores de nuestra comunidad".

Faust ha ordenado una investigación para aclarar si el informe de 2012 relevado ahora es un caso aislado o es una costumbre entre los jugadores. Los futbolistas han declinado hacer comentarios sorbe la decisión. El entrenador, no obstante, ha manifestado: "A pesar de que estamos mucho más que en desacuerdo con nuestra temporada haya terminado de esta manera, respetamos la decisión de nuestra administración".