Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los candidatos debaten sobre la apertura de Obama a Cuba

A partir del lunes los viajeros podrán importar a Estados Unidos puros y ron cubano en cantidades casi ilimitadas

A partir del lunes los viajeros podrán importar a Estados Unidos puros y ron cubano en cantidades casi ilimitadas. Barack Obama anunció el viernes esta nueva relajación de las normas establecidas por el embargo desde el año 1960. La comunidad de exiliados cubanos de "la pequeña Habana" de Miami está sorprendida por la decisión del presidente. Hace dos años Obama ya dispuso que se podían importar puros y ron por valor de 100 dólares. La única restricción que se aplicaba a estas codiciadas mercancías era la de que fueran "para consumo propio".

Dibujos de puros cubanos en una tienda de Miami.
Dibujos de puros cubanos en una tienda de Miami.

La noticia, sin embargo, no llegó el viernes a mediodía a una tienda de puros de la Calle Ocho, en el centro de la vida cubana de Florida. Cuando el periodista preguntó a una empleada de la Fábrica de puros de la pequeña Habana por las consecuencias que tendrá la apertura en su negocio; ella insiste, "no, los tabacos cubanos no se pueden importar a los Estados Unidos". Al enterarse de la nueva noticia, llamó a su jefe y apeló a nuestra comprensión porque por el momento "no se quieren pronunciar".

Casi enfrente, en la empresa de puros Cuba Tobacco, regentada por la familia Bello desde hace cinco generaciones, están al tanto de la novedad. Pedro (Peter) Bello Jr., que trajo la empresa a Estados Unidos cuando Fidel se alzó con el poder, se sienta enfrente del negocio en una silla y sigue el ajetreo diario con una leve sonrisa, mientras que sus trabajadores Alberto y Dalia lían puros pacientemente en el interior. Ambos comenzaron este trabajo en Cuba, él hace 41 años y ella hace 23. "Lían cientos cada día", dice su joven compañera Verónica. No está preocupada por el aumento de las importaciones privadas de la isla caribeña: "Después de todo, esta es una de las fábricas de puros más antiguas. Seguiremos haciendo una buena caja. Nuestros puros se lían a mano siguiendo el método cubano original. Nuestro tabaco, proveniente de Cuba, se cultiva en Nicaragua y en Honduras y es igual de bueno".

En la actual lucha por la Casa Blanca la política de apertura a Cuba es un asunto controvertido. Hillary Clinton, la candidata demócrata, estuvo de acuerdo con Obama cuando fue responsable de asuntos exteriores, "porque el embargo no ha conseguido sus objetivos", provocar reformas en Cuba, como escribe en su libro Decisiones difíciles. Hace poco se ha sabido de su rival republicano, Donald Trump, que durante la época del bloqueo, burló las leyes estadounidenses e intentó entablar negocios en la Habana. Pero el multimillonario persigue otra cosa.

"El pueblo cubano ha luchado durante mucho tiempo", tuiteó Trump el miércoles. "Voy a derogar los decretos presidenciales y las concesiones otorgadas a Cuba, hasta que vuelva la libertad".

Alexandro, que en su pausa del mediodía ha ido a comprar puros y ha vuelto a su oficina cerca de la Calle Ocho, espera ansiosamente las nuevas facilidades comerciales. "Dentro de poco podré fumar Monte Cristo", esgrime. ¿Qué opina del anuncio de Trump de volver a la política del embargo? "Es absurdo", contesta el cubano treintañero. "No ha servido para nada". Alexandro se queda pensando un momento y se imagina qué posturas defendidas durante la campaña tomarán las familias cubanas. "Pero a mi padre quizá le parezca bien el anuncio de Trump".