Hollande y Merkel fijan marzo de 2017 como límite para pactar la nueva Europa

Los dos mandatarios alertan de que la crisis actual de la UE afecta a su propia “existencia”.

Merkel y Hollande durante la rueda de prensa de este jueves en El Elíseo.Foto: reuters_live | Vídeo: PHILIPPE WOJAZER (AFP)

“No es una crisis más. Es una crisis sobre su existencia, sobre sus fundamentos”, ha alertado este jueves el presidente François Hollande en París en presencia de Angela Merkel. Para la canciller, “es un momento clave para la existencia de la Unión Europea”. La víspera de la crucial cumbre de Bratislava para el futuro de la UE, los dos mandatarios se han vuelto a reunir para prepararla al detalle. Han consensuado la hoja de ruta que debe seguir Europa para superar el riesgo de descomposición, sobre todo tras el Brexit. Marzo de 2017, sostienen, es el límite para pactar el nuevo rumbo de la Unión.

Hollande y Merkel ya se han reunido en otras tres ocasiones para acercar posturas ante esa cumbre y han hecho partícipe de sus planes al primer ministro italiano, Matteo Renzi. Es en la capital italiana donde se citarán los líderes europeos en marzo para conmemorar el 60 aniversario del Tratado de la UE y ahí pretenden que quede pactado y cerrado el nuevo camino para esa Europa a 27, ya sin Reino Unido.

París quiere que, para entonces, Londres haya activado ya el artículo 50 del Tratado –la comunicación oficial del Brexit- para que puedan comenzar las negociaciones que determinarán las futuras relaciones entre Reino Unido y los 27.

Más información
Juncker busca reavivar el proyecto europeo duplicando su plan inversor
Los europeos no quieren concesiones a Londres tras el ‘Brexit’

Merkel ha asegurado en la capital francesa que, ante el grave momento en la UE, es hora “de asumir responsabilidades” y que Berlín ha hecho y seguirá haciendo esfuerzos para seguir trabajando “mano a mano” con París. “Deseamos frenar las inquietudes de nuestras opiniones públicas”, ha señalado. Inquietudes entre las que Hollande ha destacado las fronteras, la migración o la amenaza terrorista.

Francia y Alemania acuden a Bratislava con “posiciones coincidentes”, según fuentes oficiales francesas, incluidas las relativas al diagnóstico de la crítica situación que vive la UE.

Asumen que la pésima gestión de la ola de refugiados ha creado “una fractura muy fuerte”, explica París, y que el Brexit hace más necesario que nunca un profundo impulso a la construcción europea que incluya rectificaciones concretas. Frente al drama de los actuales refugiados, solo cabe “la solidaridad” para repartirlos entre los países, pero la futura UE debe ser “equipada” para un control efectivo de sus fronteras exteriores. También por la amenaza terrorista.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Francia y Alemania quieren que haya un Estado Mayor permanente, encargado de planificar y ejecutar operaciones militares

Seguridad y defensa, junto con crecimiento e inversiones y juventud son las áreas fundamentales para Bratislava. Para París es clave la propuesta conjunta que va a presentar con Berlín para un avance vital hacia la Europa de la Defensa.

Quieren que Europa disponga de “fuerzas que puedan desplazarse al exterior”, ha reiterado Hollande, aportadas por los Estados para moverse de forma autónoma. Con un Cuartel General estable y, sobre todo, un Estado Mayor permanente, encargado de planificar y ejecutar esas operaciones que le pida el Consejo Europeo. Ahora se crea un Estado Mayor por cada operación (Atalanta, Mediterráneo, Macedonia…)

Hollande y Merkel asumen que la tarea en estos meses es complicada. Entre otras razones porque hay países “inquietos”, sobre todo del Este, tanto por hechos ocurridos hasta ahora –rechazo frontal al reparto de refugiados- como por la hoja de ruta para el futuro –algunos quieren eliminar competencias de la Unión y devolverlas a los Estados.

Pese a todo, Berlín y París confían en superar la prueba. Como ejemplo, las fuentes francesas destacan que, pese al golpe del Brexit en junio, la UE ha reaccionado “con rapidez y contundencia” para evitar el contagio a otros países.

Las dos grandes potencias de la UE, sin embargo, mantienen alguna discrepancia importante que será eludida en Bratislava. París mantiene su negativa a seguir negociando el tratado de libre comercio con Estados Unidos porque considera “desequilibradas” las propuestas de Washington. “No hay tiempo ni voluntad suficiente para que se cumplan nuestras condiciones”, asegura París.

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS