Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kremlin estrecha el control en víspera de las elecciones legislativas

El Gobierno cataloga un centro de investigaciones sociológicas independiente como “agente extranjero” por recibir financiación de EE UU

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una reunión con los parlamentarios de Rusia Unida (RU) en el Kremlin, este martes.

El centro de investigaciones sociológicas Levada, considerado uno de los barómetros de opinión pública más independientes de Rusia, ha sido catalogado como “agente extranjero” por las autoridades de este país cuando faltan menos de dos semanas para las elecciones a la Duma Estatal. Los comicios para la renovación de la cámara baja del parlamento se celebran el domingo 18 de septiembre y la campaña, en la que compiten 14 partidos, se caracteriza por debates carentes de nervio que por lo general evitan criticar al presidente Vladímir Putin.

El partido favorito en la próxima cita electoral es Rusia Unida (RU), la fuerza gubernamental, que ya dominaba en la Duma saliente, tras unas elecciones que generaron manifestaciones de protesta que denunciaban irregularidades.

14 partidos luchan por 450 escaños

P.B.

Las próximas elecciones a la Duma Estatal de Rusia (Cámara baja del poder Legislativo) se celebran el domingo 18 de septiembre. Esta será la séptima Duma Estatal de la época postsoviética en Rusia.

Sistema electoral: Vuelve a ser mixto, tras dos legislaturas —la de 2007 y de 2011— en que solo era proporcional. El 18 de septiembre, del total de 450 escaños de los que se compone la Duma Estatal, 225 se elegirán con el sistema proporcional a través de listas de partido y otros 225 por circunscripción, con el sistema mayoritario.

Duración: La cámara se elige para cinco años, desde 2011. Antes era por cuatro años.

Partidos: En estas elecciones compiten 14 formaciones políticas. Para lograr representación en la Duma hay que superar la barrera del 5% de los votos. En total en Rusia hay 77 partidos registrados. No obstante, sólo los partidos que superaron el 3% en comicios anteriores o tienen representación en parlamentos regionales pueden participar en las elecciones a la Duma Estatal sin cumplimentar el trámite de la recogida de un mínimo de 200.000 firmas que se les requiere a los demás.

Duma saliente: En esta legislatura, obtuvieron representación parlamentaria cuatro partidos: Rusia Unida (en el Gobierno), que tenía 238 diputados; el Partido Comunista de la Federación Rusa, que contaba con 92 escaños; Rusia Justa, que se pretende socialdemócrata, y que eligió a 64 representantes; y el Partido Liberal Democrático de Vladímir Zhirinovski, de tendencia nacionalista-populista, que tenía 56 diputados.

Manifestaciones: Las múltiples irregularidades en los comicios parlamentarios de 2011, en los que competían 7 partidos, originaron una oleada de protestas populares.

Campaña electoral: Estas son las primeras elecciones parlamentarias federales postsoviéticas que se celebran en época todavía estival, mientras que todas las anteriores fueron en invierno. Según algunos analistas, la fecha se eligió para minimizar la asistencia del electorado, lo que beneficiaría a Rusia Unida.

Presidenciales: Las próximas elecciones presidenciales en Rusia serán en 2018.

Para mejorar la imagen y dar mayor credibilidad a las urnas, las autoridades sustituyeron el pasado marzo al desprestigiado presidente de la Comisión Electoral Central, Vladímir Chúrov, por la respetada Ella Pamfílova, que se ha esforzado en crear un clima de transparencia en lo que depende de ella. En el nuevo diseño, la criba de eventuales candidatos amenazadores para el partido del gobierno se ha realizado en fases previas a la campaña y al margen de ésta. El carismático abogado y líder de oposición Alexéi Navalni, por ejemplo, no puede participar por estar procesado.

El ministerio de Justicia anunció el lunes que había incluido el centro Levada en la lista de Organizaciones no Gubernamentales (ONG) catalogadas como "agente extranjero". Por razones históricas relacionadas con el estalinismo, la "etiqueta" de "agente extranjero" equivale a un estigma en el contexto social y político ruso. A instancias de la denuncia de una organización denominada "Antimaidán", que se fija el objetivo de impedir "revoluciones", el ministerio de Justicia realizó el pasado agosto una inspección en el centro Levada y consideró que éste merecía ser incluido en la lista por haber recibido financiación extranjera. Entre las fuentes de financiación estaba la universidad de "Wisconsin, en Madison, EEUU, que, según el ministerio, se encuentra "bajo la tutela del ministerio de Defensa de EEUU".

Putin no despeja las dudas

Vladímir Putin no quiere revelar si se presentará a las elecciones presidenciales en 2018. En una entrevista con Bloomberg, el líder ruso dijo que su sucesor debe ser “joven, pero maduro”. Sus palabras invitan a fijarse en los nombramientos de cargos efectuados por el Kremlin como “plantel” de aspirantes, en fase de rodaje. “Puedo participar en las elecciones o no participar. Pero si no participo, entonces será elegido otro jefe del Estado, otro presidente y entonces los mismos ciudadanos decidirán por quien hay que votar”. De competir en 2018, Putin asume que será elegido para el mandato que concluye en 2024.

Según el centro Levada, los contratos firmados con la citada universidad para proyectos conjuntos, relacionados con la calidad y política de vivienda en Rusia, así como también sobre movilidad poblacional, no contemplan fuentes financieras vinculadas al Pentágono norteamericano.

"Esta claro que la medida responde a una orden política y a la presión del lobby de Seguridad y militar sobre el ministerio de Justicia", afirmó a este periódico Lev Gudkov, el director del Centro Levada. "El Servicio Federal de Seguridad y sus grupos de influencia en el parlamento son los verdaderos iniciadores de la medida contra nosotros", afirmó el sociólogo, que planea recurrir contra la decisión del ministerio de Justicia.

Recientemente, el centro Levada había efectuado una encuesta que detectaba una pérdida de popularidad por parte de RU, por lo que algunos analistas relacionan aquel sondeo con la decisión del ministerio de Justicia. La encuesta en cuestión pudo ser un "catalizador, pero no la causa", señaló Gudkov, según el cual "el verdadero motivo es el miedo a que se produzcan intervenciones de protesta masiva". Las autoridades rusas quieren evitar una repetición de las manifestaciones contra las irregularidades que tuvieron lugar en las elecciones parlamentarias y presidenciales de diciembre de 2011 y marzo 2012, respectivamente.

La ley que creó la figura de "agentes extranjeros" data de 2012 y somete a los afectados a condiciones administrativas, fiscales y burocráticas más severas que sus homólogos nacionales, al tiempo que les obliga a identificarse de forma permanente con la etiqueta en cuestión. El Centro Levada fue inspeccionado en 2013 y 2014, pero entonces las autoridades no lo incluyeron en la lista. Ahora, según Gudkov, eso ha sucedido debido a unas enmiendas de ley (aprobadas este año) para precisar las actividades que pueden ser consideradas como "políticas", entre ellas las encuestas sociológicas electorales. "En el peor de los casos dejaremos de existir como ONG", afirmó Gudkov, según el cual no es posible transformar una ONG directamente en una organización comercial.

La universidad de Wisconsin no está subordinada al ministerio de Defensa, pero recibió en algún momento fondos de aquella institución, según afirmó el vice director del centro Levada Alekséi Grazhdankin, al canal de televisión Dozhd. La colaboración con la citada universidad existía ya en 2014 y el ministerio de Justicia no expresó entonces ninguna objeción, señaló Grazhdankin. El centro Levada fue fundado en 2003 bajo la dirección del sociólogo Yuri Levada, después de que la institución que aquel dirigía-- el Centro de Estudios de la Opinión Pública (VTSIOM)-- pasara a subordinarse de hecho a la política del Kremlin. El Centro Levada coopera con grandes instituciones investigadoras internacionales y realiza proyectos adjudicados por concurso, señaló el subdirector. Entre las fuentes de financiación extranjera citadas por el ministerio de Justicia se cuentan las universidades de Colorado, Columbia y George Washington, en EEUU, la sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GNBH) y otras en el Reino Unido, Noruega y Suiza.