Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El fin de la guerra se siente en toda Colombia”, dice Santos

El presidente Juan Manuel Santos hace un balance tras una semana del cese al fuego definitivo con las FARC

El presidente Juan Manuel Santos, este lunes, con la cúpula militar colombiana.
El presidente Juan Manuel Santos, este lunes, con la cúpula militar colombiana.

Durante los siete días que han transcurrido desde que el Gobierno colombiano y las FARC acordaron declarar el cese al fuego y de hostilidades de forma bilateral y definitiva no ha habido un solo muerto, un solo herido, una sola víctima a causa del conflicto. Ayer, desde la Casa de Nariño, la residencia presidencial, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, entregó el primer balance desde el día en que los fusiles de la guerrilla se silenciaron.

“El fin de la guerra se siente en todo el territorio nacional. Hace una semana, el lunes 29 de agosto a las cero horas, decreté el cese al fuego bilateral y definitivo contra las FARC. La guerrilla reiteró ese día la misma orden a todos sus integrantes. Desde entonces, no ha habido ni un muerto, ni un herido, y ningún enfrentamiento”, subrayó ayer el mandatario colombiano.

El presidente recordó las cifras del año 2010, cuando los diálogos con las FARC no habían empezado. “Del 29 de agosto al 4 de septiembre del 2010 hubo cinco muertos y seis heridos entre civiles, soldados y policías y seis heridos por cuenta del conflicto con las FARC, además de una persona secuestrada. Esa misma semana del 2010 hubo 15 acciones violentas por parte de la guerrilla. En ese mismo periodo, pero de este año la cifra es cero”, incidió el mandatario, rodeado de la cúpula militar.

“Ese es el beneficio claro y evidente de haber puesto fin a esta guerra que nos desangró durante tantos años. Salvar esas vidas cada día es el objetivo central del Acuerdo de Paz firmado con las FARC el 24 de agosto”, resaltó. El proceso de desarme de la guerrilla se dará a partir del día de la firma, el próximo día 26, y tendrá un mecanismo de verificación liderado por la ONU que vigilará lo acordado y reportará cualquier incidente que se presente durante los 180 días que se estableció en la mesa de diálogo como fecha límite para que las FARC entreguen las armas.

Sin embargo, y todavía sin iniciar dicho proceso, el balance que dan las autoridades es de total cumplimiento por parte de la guerrilla. “Son muchas las vidas de colombianos que se han salvado. Es importante recordar algunas cifras para entender la magnitud de este hecho sin precedentes en la vida de nuestro país”, destacó Santos.

El Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC) señalaba el pasado 20 de agosto que en los últimos 13 meses el conflicto entre las FARC y el Estado ha caído a sus niveles más bajos en 52 años. El último enfrentamiento entre la Fuerza Pública y la guerrilla fue reportado el pasado 8 de julio. Desde entonces no se registraron combates entre las dos partes, por lo que se convirtió en el periodo con menor número de víctimas, combatientes muertos, heridos y acciones violentas.

Tres muertos hasta junio

“Durante estos meses, los compromisos de desescalamiento del conflicto armado acordados en La Habana han logrado una casi completa reducción del conflicto entre las FARC y el Gobierno”, señala el CERAC, que recuerda que 2013, el año siguiente al inicio de los diálogos de paz en La Habana, es el último periodo con mayor número de víctimas a causa del conflicto. Murieron más de 430 personas, entre guerrilleros, civiles, militares y policías.

En los siguientes años, con los ceses de fuego que se hicieron durante algunos periodos, de forma intermitente e interrumpida, mientras se desarrollaban los diálogos de paz, se redujeron sustancialmente las cifras de afectados por la guerra. En 2014 hubo 342 muertos, en 2015 hubo 146 y hasta junio de este año se habían registrado tres víctimas. Una cifra que se mantiene de acuerdo con el reporte del presidente colombiano, según el cual tras el alto el fuego el conflicto no ha generado una víctima más.