Muere el hermano de Omran Daqneesh, rostro de la guerra en Siria

Unicef reclama la misma empatía con el resto de los menores afectados por el conflicto

Un niño sentado en una ambulancia, en una imágen del vídeo difundido por Aleppo Media Center (AMC), un grupo activista contrario al Gobierno sirio.AP / Aleppo Media Centerundefined

El hermano mayor del pequeño Omran Daqneesh, retratado ensangrentado y polvoriento tras un bombardeo en Alepo, en una imagen reproducida esta semana por los principales medios de todo el mundo, ha muerto como consecuencia de las gravísimas heridas sufridas en el mismo incidente, según han confirmado múltiples fuentes.

El director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, ha pedido este viernes a la comunidad internacional que muestre con todos los niños sirios "la misma empatía" que con el pequeño Omran Dagneesh, cuya imagen cubierto de sangre y polvo en un ambulancia de Alepo se ha hecho mundialmente famosa.

Más información
La guerra opaca de Estados Unidos en Siria: 300 soldados de élite con Raqa como objetivo
Omran, un niño sirio
Cruz Roja: “Alepo es uno de los conflictos urbanos más devastadores”
Los últimos médicos de Alepo lanzan una desesperada petición de ayuda

"¿Qué ser humano puede ver el sufrimiento aturdido de Omran Dagneesh, el niño pequeño rescatado de un edificio destruido en Alepo, y no sentir una abrumadora sensación de empatía?", ha preguntado Lake, según un comunicado de UNICEF.

"¿No podemos ofrecer esa misma empatía a los más de 100.000 niños que están también atrapados en el horror de Alepo? Todos ellos están padeciendo cosas que ningún niño debería sufrir, ni siquiera ver", ha denunciado.

Sin embargo, ha subrayado que "la empatía no es suficiente" porque "debe ir acompañada de la acción". "Los niños de la edad de Omran en Siria no han conocido más que el horror de esta guerra librada por adultos. Todos debemos exigir que esos mismos adultos pongan fin a la pesadilla de los niños de Alepo", ha exigido.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Alí Daqneesh, de 10 años, sufrió una fuerte hemorragia interna y daño en sus órganos vitales como consecuencia del bombardeo que destruyó su domicilio el pasado miércoles. "Ha muerto en el mismo ataque que devastó su casa", declaró el portavoz del consejo local de Alepo, Besher Hawi.

Omran, de cinco años, fue atendido en una ambulancia. Su imagen se ha convertido en un recordatorio, otro más, de la terrible situación que atraviesan los civiles sirios, particularmente en Alepo, donde los combates han cobrado una intensidad especial estas dos últimas semanas, mientras los rebeldes intentan romper el cerco del Ejército sirio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS