Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

May propone un acercamiento político al Gobierno argentino por las Malvinas

Reino Unido busca levantar las restricciones para realizar prospecciones de petróleo

Goose Green, la segunda mayor ciudad de las Islas Malvinas.
Goose Green, la segunda mayor ciudad de las Islas Malvinas. EFE

Theresa May, la flamante primera ministra británica, ha tendido una rama de olivo en su primera comunicación con el gobierno de Argentina desde que arribara al cargo el pasado 13 de julio. En una carta dirigida al presidente Mauricio Macri, y de la que ha dado cuenta la prensa argentina pero no Downing Street, la dirigente conservadora aboga por una negociación que permita ampliar los vuelos hacia las islas Malvinas y, principalmente, por un levantamiento de las restricciones para realizar prospecciones de petróleo en el disputado territorio insular.

La nueva jefa del Gobierno de Londres expresa en su misiva la “esperanza sincera” de una mejora en las relaciones bilaterales, empozoñadas por el conflicto de las Malvinas (islas que los británicos designan como Falkland) que en 1982 enfrentó a las dos naciones en una guerra. El Reino Unido está convencido de la posibilidad de construir una relación más fructífera con la administración de Macri –que tomó posesión el pasado diciembre-, en contraste con los agrios intercambios entre el predecesor de May, David Cameron, y la entonces presidenta argentina Crstina Fernández de Kirchner.

La iniciativa de la dirigente tory ha tenido su respuesta por vía de la ministra de Asuntos Exteriores argentina, Susana Malcorra, en la que garantiza que el gobierno presidido por Macri examinará las propuestas británicas. El nuevo presidente de Argentina ha subrayado la intención de mejorar y reforzar las relaciones con el Reino Unido, poniendo fin al enfoque de confrontación que caracterizó los años de gobierno de Kirchner.

La ministra de Exteriores argentina, Susana Malcorra, reconoce que ha habido “intercambio de notas” entre los mandatarios de ambos países y garantiza que el Gobierno presidido por Macri examinará las propuestas británicas. “Creemos que es muy importante el volver a restablecer el diálogo al más alto nivel entre los dos países, como lo hicieron el presidente Macri y el primer ministro David Cameron al inicio de la gestión, porque seguimos pensando –como lo hemos dicho hasta ahora– que el vínculo entre la Argentina y el Reino Unido es un elemento importante de nuestra inserción en el mundo. Tenemos un diferendo con el Reino Unido reconocido públicamente, la Cuestión Malvinas, un tema que además es parte de nuestra Constitución, así que sin negar su existencia podemos trabajar en muchas otras cosas mientras que eventualmente avanzamos en la resolución de ese diferendo”.

En su misiva remitida la semana pasada, según se ha sabido ahora, Theresa May propone al nuevo jefe del Estado argentino empezar a superar las diferencias del pasado con una serie de iniciativas, que comenzarían por el establecimiento de nuevas rutas aéreas entre las Malvinas y “terceros países de la región”, así como la eliminación de las restricciones concernientes a la explotación de los hidrocarburos. Una fórmula que, según Malcorra, “aún no está resuelta”. “El Reino Unido ha manifestado su interés en que se mire el tema de la ley de hidrocarburos; tenemos a nuestros departamentos legales abocados a la cuestión, así que les diría esto es trabajo en marcha”, ha dicho.

Una compañía chilena opera actualmente un vuelo semanal (los sábados) desde Santiago hacia las Malvinas, vía Punta Arenas en el sur de Chile. El mismo vuelo, hace una escala técnica mensual en la localidad argentina de Río Gallegos. La propuesta de May apunta a ampliar ese tráfico. Pero su punto de mira se centra sobre todo en la perspectiva de extraer petróleo de las aguas que rodean a las islas, ricas en recursos naturales pero cuya exploración viene sujeta a severas restricciones por parte del gobierno de Buenos Aires.