Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva polémica inmobiliaria rodea a Angélica Rivera

El Gobierno mexicano desmiente la información publicada por 'The Guardian' sobre un apartamento de la primera dama en Miami

Angélica Rivera y Enrique Peña Nieto.
Angélica Rivera y Enrique Peña Nieto. Presidencia

A menos de un mes de que el presidente Enrique Peña Nieto pidiera perdón por el escándalo de la Casa Blanca, su esposa, Angélica Rivera vuelve al centro de la polémica. Y es nuevamente por una propiedad inmobiliaria. El diario inglés The Guardian asegura que la esposa del mandatario mexicano utiliza un lujoso departamento de dos millones de dólares en Cabo Vizcaya, al sur de Miami Beach, propiedad de Grupo Pierdant, una empresa que busca obtener contratos de la Administración del PRI para remodelar los puertos nacionales.

El Gobierno desmiente a 'The Guardian'

Eduardo Sánchez, portavoz del Gobierno mexicano, aseguró en un comunicado que The Guardian "faltó a la verdad" con la investigación publicada este martes sobre la supuesta propiedad de Angélica Rivera en Miami. "Es falso que el departamento referido sea el hogar de la señora Rivera en Florida", afirmó. 

Sánchez afirma que Ricardo Pierdant, el empresario nombrado en el texto del periódico inglés, "no ha celebrado contratos con el Gobierno de la República y tampoco participa en algún proceso en curso". La Presidencia afirma que la información del diario no aportó un solo dato, documento o declaración que sustente que el empresario busque participar en las obras de renovación de puertos mexicanos. "Es una especulación a todas luces dolosa", dijo Sánchez.

Tras el escándalo generado por la propiedad ubicada en el número 150 de la calle Sierra Gorda en las Lomas de Chapultepec, propiedad de Grupo Higa, un contratista del Gobierno, Rivera se vio obligada a revelar su patrimonio. En un vídeo publicado en noviembre de 2014, la primera dama admitió tener un departamento en Miami. “Lo adquirí en 2005, en una ciudad en la que viví durante un año con mis hijas”, dijo la primera dama. La propiedad, el apartamento 304 en la Ocean Tower uno, tiene tres habitaciones y cuatro baños. El complejo privado tiene una piscina y canchas de tenis.

The Guardian aporta ahora un dato que no salió a la luz en esa ocasión. Ricardo Pierdant, empresario y fundador de Grupo Pierdant, adquirió cuatro años después, en 2009, el departamento 404 en la misma torre del complejo habitacional. El diario asegura que el empresario permite a la primera dama utilizar ambos departamentos como si fuera una misma propiedad. Los apartamentos 304 y 404 tienen el mismo número telefónico, afirma el periódico.

En marzo de 2014, Grupo Pierdant comenzó a pagar no solo los impuestos de propiedad del apartamento 404, también los 29.000 dólares que correspondían al 304, a nombre de Angélica Rivera. Esta operación se hizo un mes antes de que el Gobierno mexicano publicara en el Diario Oficial de la Federación el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, que detallaba la intención de concursar la ampliación del Puerto de Altamira, el de Veracruz y la construcción de un muelle de carga en Tuxpan (Veracruz). The Guardian asegura que el Grupo Pierdant espera formar parte de concursos que pretenden asignar los contratos de estas obras en los puertos mexicanos.

La propiedad en Miami de Rivera, una actriz de telenovelas que trabajó 25 años para Televisa, ya había generado dudas en noviembre de 2014. Un trabajo de investigación de Univisión señaló que la esposa de Enrique Peña Nieto tardó solo seis años en pagar el préstamo hipotecario de 1,3 millones de dólares. El monto fue liquidado en 2011 a pesar de que tenía hasta julio de 2035 para hacerlo.  Ese año ya era esposa del entonces gobernador del Estado de México. 

 

 

Más información